in ,

1796 y las primeras reglas para jugar al beisbol

Orígenes del beisbol

La trivia de hoy sobre las primeras reglas para jugar al beisbol:

¿Cuándo, dónde y por quién fueron publicadas las primeras reglas del beisbol?

a. 1845 en New York por Alexander Cartwright (o Doc Adams)

b. 1839 en Cooperstown por Abner Doubleday

c. 1834 en Boston por Robin Carver

d. 1828 en Londres por William Clarke

e. ninguna de las anteriores.

¿La respuesta? ¿Te sorprenderías de saber que las primeras reglas impresas del beisbol anteceden todas las respuestas anteriores por más de 30 años? ¿Creerías si te digo que fue en 1796? Pues aún más sorprendente es el lugar donde se publicaron. Ese hecho no fue en la aún muy joven nación de Estados Unidos donde George Washington daba su discurso de despedida. Ni siquiera en Inglaterra que veía nerviosamente cómo el ejército de Napoleón se movía hacia Austria e Italia. ¿Qué te parecería que ese corazón del beisbol fuera la pequeña villa de Schnepfenthal en el ducado de Gotha, hoy Alemania? Pues eso es verdad. El hecho se dio muchos años antes de que las primeras reglas para jugar al beisbol fueras publicadas en inglés. Para entonces, los jóvenes alemanes, padres y educadores estaban ya leyendo sobre el “das englische Base-ball.”

La fuente de estas primeras reglas del beisbol es un libro maravillosamente detallado sobre juegos y deportes. El libro fue escrito por el pionero alemán de la educación física, Johann Christoph Friedrich Guts Muths.

El primer libro de David Block, el autor de este artículo. Un clásico que descubrió toda una historia nueva respecto a los orígenes del beisbol.

El beisbol en su fase primitiva de evolución

A decir verdad, esta forma temprana de beisbol descrita por Guts Muths es algo primitiva, y sólo parcialmente se asemeja al juego moderno. Sin embargo, esta descripción de siete páginas, sorprendentemente detallada, presenta una vívida e inédita imagen del béisbol en una fase evolutiva temprana. Las primeras reglas del beisbol parecen muy familiares.

Guts Muths llamó al juego “Ball mit Freystäten (oder das englische Base-ball),” que literalmente se traduce como “pelota con estación libre, o base-ball inglés.”

Primera página del capítulo dedicado al Das Englische base-ball
Primera página del capítulo dedicado al Das Englische base-ball

A pesar de que el libro iba dirigido al público alemán, no hay ninguna indicación de que el juego se haya practicado en Alemania. Guts Muths trabajaba en ese entonces en un pequeño pueblo de la Alemania Central. El hecho de que estuviera tan familiarizado con el beisbol como para incluirlo en su libro sugiere que el juego estaba bien establecido en Inglaterra.

La versión de beisbol descrita por Guts Muths contiene algunos rasgos que han cambiado considerablemente con el paso de los años. Por ejemplo, el bat mide apenas 60 centímetros y es de una forma irregular. El número de bases variaba según el número de jugadores, y el equipo al bat solo tenía un out antes de ser retirado.

Un juego que resulta muy familiar

No obstante, en su base, el juego “das englische Base-ball” es muy familiar. Un lanzador sirve la bola a un bateador que tiene tres intentos para poner la bola en juego. Cuando es golpeada la bola, el bateador corre en dirección contraria a las manecillas de reloj de base en base lo más lejos posible sin ser puesto out. Los outs se consiguen atrapando la bola, tocando al corredor con la bola o lanzando a la base.

Las dimensiones y la escala del “das englische Base-ball” eran más reducidas que las del juego de hoy. El lanzador se colocaba apenas a cinco o seis pasos del bateador y enviaba la bola en un arco. Las bases estaban separadas entre 10 y 15 pasos, y el bat tenía una parte plana de 10 centímetros que servía como zona de impacto. El Home era un área más que un punto específico. Aparentemente todos los jugadores del equipo que bateaba se reunían ahí, no sólo el individuo que estaba bateando.

Diagramas del beisbol inglés de 1796 en el costado derecho de la gráfica
Diagramas del beisbol inglés de 1796 en el costado derecho de la gráfica

El juego era llamado Ball mit Freystäten (oder das englische Base-ball), que se traduce al castellano como “pelota con estación libre (o Base Ball inglés). Está ilustrado en la parte derecha del diagrama que aparece arriba. Aparece junto a un juego alemán de bat y pelota similar llamado das deutsche Ballspiel (el juego de pelota alemán) a la izquierda. En el diagrama del Base Ball inglés, las letras en mayúscula A y B marcan el area de home. Los números del 1 al 5 indican las bases. Las letras en minúscula de la “a” a la “e” indican las posiciones de los jugadores defensivos.

Otras descripciones tempranas de beisbol

Sin embargo, tan extraño como pueda parecer, las características descritas por Guts Muths son generalmente consistentes con las otras pocas descripciones conocidas de beisbol temprano. Todas, obviamente, preceden a la introducción de las reglas “modernas” de los Knickerbockers de 1845 en Estados Unidos. El juego podría ser resumido de la siguiente manera:

-La descripción de La balle empoisonée (la bola envenenada) que apareció por primera vez en el libro francés Les Jeux des Jeunes Garçons alrededor de 1815. Esta variante de béisbol temprano también tenía a todo el equipo al bat reunido detrás del plato, y al primer out se retiraba a defender. A diferencia del “das englische Base-ball,” el número de bases estaba limitado a cuatro. Los corredores podían ser retirados al ser golpeados con la bola (la bola envenenada.) Esta característica, también conocida como “soaking,” era común en todas las versiones tempranas del béisbol antes de 1845.

-Retrato del juego de rounders en el libro The Boy’s Own Book escrito por William Clarke en su segunda edición en Londres de 1828. Esta fue la primera descripción de un juego semejante al beisbol en aparecer en inglés. Introducía ya un contorno en forma de diamante para las cuatro bases. Los corredores, sin embargo, corrían en dirección favorable a las manecillas del reloj. De manera similar al “das englische Base-bal” el lanzador se paraba cerca del bateador y servía la bola. Un equipo bateaba hasta que todos sus jugadores eran puestos out.

-Descripción del “base o goal ball” publicado en Boston por Robin Carver en The Book of Sports, 1834. Estas reglas estaban clonadas de la descripción del rounders hechas por Clarke. Luego de ser re editada, esta descripción apareció otra vez al año siguiente en el libro para niños The Boy’s Book of Sports, bajo el nombre de “base-ball,” con el cambio notable de que los corredores circulaban en contra de las manecillas del reloj. Ambos libros incluían un grabado de niños jugando pelota en el Boston Common para ilustrar el juego. La imagen muestra un bat pequeño similar en longitud al descrito en “das englische Base-ball”.

-Observación de nativos americanos jugando un juego similar al baseball que apareció en la obra de ficción Female Robinson Crusoe publicada en Nueva York en 1837. Este detallado recuento es el más antiguo relato de juego de bat y pelota con recorrido de bases que es de origen exclusivamente americano.

Puestos juntos, estas primeras descripciones de reglas revelan al beisbol temprano como un trabajo en progreso o evolución. Desde la aparición de las primeras reglas de beisbol de Guts Muths en 1796, hasta las reglas de los Knickerbockers en los años 1840, el juego pasó por un proceso de refinamiento y estandarización.

Cómo se depuraron las primeras reglas del beisbol

Algunas coloridas características fueron desechadas por completo. Por ejemplo, una curiosa regla que existía tanto en el “das englische Base-ball” como en el juego francés de “La balle empoisonée,” permitía al equipo al bat, después de ser puesto out, retener su turno. Lo que tenían que hacer era correr de la zona de home hacia el campo, tomar la bola, y tocar con ella o lanzársela a alguno de los rivales antes de que éstos últimos pudieran llegar a la zona de home. Por supuesto, los defensores, en caso de ser víctimas de esta maniobra, tenían entonces la misma oportunidad de regresar el favor a los rivales antes de que regresen a la zona de home, y así sucesivamente.

Claramente, Guts Muths disfrutaba de este aspecto de las primeras reglas del beisbol. Decía: “De esta manera, una divertida y breve disputa se mantiene, y el equipo que gana al final es el que tiene el último tiro. Esta es la razón por la cual, cuando uno atrapa la bola, la debe lanzar hacia atrás y por la cual cuando uno ‘quema’ o toca a un corredor para ponerlo out, la bola debe ser lanzada de tal manera que ninguno de los rivales la pueda tomar y lanzar de nuevo.”

El más reciente libro de David Block, el autor de este artículo. En este nuevo libro, Block narra las experiencias investigando los orígenes del beisbol en Inglaterra.

Una faceta muy familiar para dirimir confusión de corredores

Pero mientras esta característica ha sido por mucho tiempo olvidada, otros aspectos del “das Englische base-ball” son curiosamente familiares. Por ejemplo, consideremos este pasaje de las reglas referente al recorrido de bases (tomando en cuenta que el número de bases a menudo excedía de cuatro):

“Cuando varios bateadores han bateado y corrido, entonces varias bases están ocupadas. Asumamos que este es el caso con las bases 3 y 4. A veces sucede que cuando un nuevo hit ocurre, la persona en la base 3 corre más lejos que la persona en la base 4. Esa persona se ha quedado quieta (ya sea por desatención o porque un rival está muy cerca de él con la pelota). Eso resulta en que dos personas esten paradas sobre la base 4.

Entonces se llama al orden en el juego: sólo puede haber una persona en una base. Si, en este caso, la persona en la base 4 no corre rápidamente a la base 5, o si el corredor que llega no regresa a la base 3, entonces el jugador mejor posicionado del equipo defensor, en posesión de la bola, puede correr hacia ellos y tocar o ‘quemar’ a alguno de los corredores en la manera antes descrita, en cuyo caso pierden el turno al bat.”

El título de la obra que contiene las primeras reglas del beisbol, o “das Englische base-ball”, es un trabalenguas en cualquier idioma: Spiele zur Uebung und Erholung des Korpers und Geistes fur die Jugend, ihre Erzieher und alle Freunde Unschuldiger Jugendfreuden. Esto se traduce más o menos como: Juegos para el Ejercicio y la Recreación del Cuerpo y el Espíritu de la Juventud y su Educador y Todos los Amigos de los Inocentes Goces de la Juventud.

El libro, de 492 páginas, incluye una extensa descripción del juego “das Deutches ballspiele” o juego de pelota alemán, que era una especie de primo del béisbol, también conocido como ballstock. El Juego de Pelota Alemán era popular a finales del siglo 18, y aunque continuó jugándose hasta mediados de los 1800, está actualmente, en apariencia, extinto. Guts Muths hurgó en los méritos relativos del “das englische Base-ball” y el juego de pelota alemán. Decía que el béisbol inglés “es más pequeño en escala y requiere menos fuerza al batear, correr, etc. Al mismo tiempo, demanda una igual, si no es que mayor, atención y está sujeto por numerosas y pequeñas reglas.” Observaba que “el juego de pelota alemán nunca será capaz de reprimir totalmente al béisbol inglés, tan agradable como nuestro juego pueda ser.”

Guts Muths fue más lejos y dedicó un capítulo corto aparte a promover sus ideas para un mejorado juego híbrido que iba a “unir ambas formas.” Dijo que el juego estaría basado en las superiores reglas del béisbol inglés, pero que adaptaría el más largo y fuerte bat del juego alemán para que la bola pudiera ser golpeada con mayor poder. También recomendó, además del home, un recorrido de cuatro bases ordenado en forma de un cuadrado. (De hecho, esta propuesta es similar a la configuración del rounders posterior y del town ball.) Creía que estas mejoras harían el juego más atractivo para los jugadores alemanes.

Baseball, Rounders y Robert W. Henderson

Mientras aún hay interrogantes sobre la compleja evolución del béisbol, el descubrimiento de las reglas de Guts Muths ayudan a esclarecer una gran falacia. Muchos de los historiadores del juego, desde Henry Chadwick hasta el presente, han postulado que el béisbol desciende del viejo juego inglés de rounders. Chadwick, que nació en 1824 en el poblado de Exeter al oeste de Inglaterra, recordaba haber jugado rounders siendo un niño. Dado que el béisbol le recordaba su pasatiempo infantil, naturalmente concluyó que el rounders era un ancestro del juego americano. A partir de 1860, Chadwick incluyó su teoría en casi cada uno de sus innumerables escritos sobre beisbol que produjo por los siguientes 40 años.

Por supuesto, fue esta teoría “no americana” lo que provocó que Albert Spalding conviniera la Comisión Mills, que finalmente nos entregaría el mito de Abner Doubleday. Entonces en 1939, el bibliotecario de Nuevo York y pionero de la invstigación de béisbol, Robert W. Henderson, en su ensayo “Baseball and Rounders,” desaprobó la ficción sobre Doubleday. Usando fuentes como las reglas de 1828 para el rounders que aparecieron en The Boy’s Own Book, demostró de manera concluyente que el béisbol derivó de aquel particular viejo juego inglés. Pero, ¿así fue? Aunque muchos historiadores del beisbol desde entonces han repetido la teoría de que el beisbol proviene del rounders, pocos han desarrollado investigación fresca sobre el tema.

Demos un vistazo más de cerca a lo que Henderson verdaderamente descubrió. En “Summary: How Baseball Developed” dijo que la evidencia mostraba que un juego infantil “de bat y pelota con circulación de bases” llamado béisbol emergió en Inglaterra a principios del siglo 18.

“Continuó jugándose, y llamándose base-ball hasta después de 1800.” También dijo que el juego fue también introducido a América “al menos tan temprano como 1762, creciendo en popularidad después de 1800, cuando se jugaba y llamaba base-ball, en varias partes del país.”

Luego describió algunos cambios en el nombre. En Inglaterra, a principios del siglo 19, Henderson decía que juegos similares se practicaban en diferentes localidades, con el nombre base-ball cambiado a “Feeder” en algunas partes y a rounders en otras. En los Estados Unidos después de 1800, dijo que “mientras el béisbol primitivo se desarrolló en diferentes localidades, el nombre base-ball sobrevivió, pero algunas variantes del juego fueron llamadas round-ball y town-ball.”

Hecho este análisis, es sorprendente que en la conclusión de su escrito “Baseball and Rounders”, Henderson hace una aseveración que ha confundido a la historia del béisbol. Dijo: “el beisbol, tal como es jugado hoy en America, es el descendiente, remotamente, del viejo juego inglés de base-ball, y directamente del juego inglés de rounders.”

¿Qué quiso decir Henderson en su conclusión? Todos sus argumentos de soporte apuntan a la conclusión de que el beisbol moderno desciende del beisbol temprano, con el rounders siendo uno de los varios nombres regionales que emergieron a mitad del desarrollo del juego. Esto está apoyado por un pasaje de la obra clásica en el estudio de los juegos de pelota escrita por el propio Henderson, “Ball, Bat and Bishop”, publicada en 1947.

Al discutir las reglas del “rounders” que aparecieron en la edición original inglesa de The Boy’s Own Book, dijo que “el hecho de que el nombre rounders hubiera sido escogido por encima del nombre anterior base-ball indica que el nombre rounders era de un uso más general alrededor del año 1829.” El único punto de Henderson al decir que el béisbol se desarrolló “vía la ruta rounders” era trazar esos breves cinco años cuando las reglas publicadas fueron llamadas rounders para luego ser vueltas a llamar base-ball. Tomando todo en cuenta, parece poco probable que Henderson se hubiera regocijado de saber que su investigación quedaba reducida a la frase “el béisbol descendió del rounders.” Esta simplificación ha renovado y alimentado la falacia histórica de que el rounders era un juego aparte más antiguo que precedió al béisbol, y luego dio origen al béisbol.

Tal vez el descubrimiento del libro de Guts Muths de 1796 pueda ayudar a esclarecer la historia. Ahora puede demostrarse que un conjunto de primeras reglas para un juego llamado “base-ball” precedieron a las bien conocidas reglas del rounders de 1828, que tanto han alimentado la hipótesis del rounders como padre evolutivo del beisbol. También es ilustrativo el hecho de que el nombre rounders no ha podido ser hallado en registros históricos anteriores al año 1828, mientras que a palabra base-ball ha sido localizada al menos cinco veces en escritos del siglo 18.

En el panteón de los mitos del béisbol, Abner Doubleday es rey. Pero, en términos de longevidad, el mito sobre la paternidad del rounders es un formidable competidor.

Beisbol antiguo, la última frontera

Mientras que el descubrimiento de las primeras reglas de béisbol en el siglo 18 es sorprendente, es todavía una mayor sorpresa que no hayan sido halladas antes. El libro de Guts Muths, si bien no es exactamente común, tampoco es excesivamente raro. Varias copias han sido localizadas en bibliotecas americanas y mas ejemplares se pueden encontrar en Europa. Tal vez el asumir que los ancestros del béisbol residen exclusivamente en el folklore inglés y americano ha desviado a los investigadores de examinar libros en otros idiomas.

Una notable excepción de esto fue Harold Peterson, autor de “The Man Who Invented Baseball,” un libro de 1973 sobre la vida de Alexander Cartwright. Peterson hurgó en numerosos predecesores europeos y africanos del béisbol, y de manera notable, incluso dedicó varias páginas a la discusión del libro de Guts Muths. Sin embargo, mientras que habló del juego de pelota alemán y su significado en los orígenes del béisbol, nunca mencionó la descripción específica de un juego llamado base-ball. Tal vez, Peterson nunca estudió el libro alemán de primera mano y usaba material recibido de alguna otra fuente. Podríamos nunca saber la verdadera explicación porque el sr. Peterson, desafortunadamente, ya ha fallecido

En una historia de portada el 1 de julio de 2001, el New York Times describió el sorprendente hallazgo hecho por el investigador George Thompson Jr. de que en 1823 ya se jugaba al beisbol de forma organizada por jóvenes en Mahattan. Thompson llegó a esta información sepultada en un oscuro periódico de Nueva York de 1823, y primeramente reportó el descubrimiento en la revista de investigación de SABR The National Pastime. Su hallazgo remonta en más de 20 años al registro más antiguo conocido de adultos jugando béisbol organizado.

En un deporte tan ampliamente estudiado e investigado como el béisbol, descubrimientos como los de Thompson o el libro de Guts Muths revelan un interesante fenómeno: En realidad no sabemos tanto sobre la historia temprana del juego. El siglo 18 y principios del 19 no están tan atrás. La investigación histórica de esa fase en otros campos está madura. ¿Podría la historia del beisbol aún estar sufriendo del legado que nos dejó el Mito Doubleday? La fecha del inicio del béisbol se congeló en 1839 por casi medio siglo. ¿Es posible que los arqueólogos del juego aún no hayan podido compensar el tiempo perdido?

Cualquiera que sea la razón, estos descubrimientos recientes muestran que el terreno antiguo del beisbol es aún prioridad de estudio y exploración. Pocas áreas de investigación del béisbol son tan fértiles.

*Este artículo fue publicado originalmente en español en el portal Orígenes del Beisbol en 2008. Agradecemos a David Block la gentileza para traducir y publicar este artículo. Block es autor del libro Baseball Before We Knew It, un clásico de investigación sobre los orígenes del beisbol. En abril de 2019 publicó el libro sobre beisbol antiguo en Inglaterra Pastime Lost: The Humble, Original, and Now Completely Forgotten Game of English Baseball.

David Block

Written by David Block

David Block es uno de los más reconocidos expertos en los Orígenes del Beisbol. Miembro de la SABR (Society for American Baseball Research), publicó en 2005 el libro "Baseball before we Knew It: A search for the roots of the game" que se convirtió en un clásico sobre la historia temprana del juego, ganando diversos premios como la "Seymour Medal" que otorga SABR y el "NASSH Book Award" de la North American Society for Sport History, como mejor libro de historia deportiva. Su más reciente libro sobre el tema es “Pastime Lost: The Humble, Original, and Now Completely Forgotten Game of English Baseball”.

Jorge Cantú en su presentación con los Diablos Rojos del México

Cómo inició la pasión por crear una colección sobre Jorge Cantú

Los tacos de cohinita del Estadio Alfredo Harp Helú

Mis 5 comidas favoritas en los estadios del beisbol mexicano