in ,

Los cambios drásticos en los pitcheos de Oliver Pérez

Oliver Pérez

Hace unos días, los Indios de Cleveland firmaron a Oliver Pérez en un contrato de un año y 2.5 millones de dólares, con una opción para el 2020. Al ver el encabezado, me reí.

Por un momento, creí que Pérez llevaba un lustro fuera de la liga. Pero Pérez no estaba fuera de la liga. De hecho, ha lanzado cada temporada desde 2012, y recientemente, ha estado impresionante.

Esto los va a sorprender. No me da pena decir que a mí sí me sorprendió. De los lanzadores con 30 o más innings lanzados, así es como se clasifica Pérez:

  • Segundo en ERA-.
  • Segundo en K-BB%.
  • Séptimo en xFIP-.
  • Quinto en SIERA.
  • Cuarto en xwOBA (>100 PA).

En 2017, Pérez tuvo 4.64 de efectividad. El año previo, tuvo 4.95. Antes de eso, 4.17. Parecía malo, y luego mejoró. A un grado en que se podría decir que se hizo de élite.

Pero, primero, seamos transparentes. La muestra estadística aquí es increíblemente pequeña. Pérez lanzó solo 32 innings y un tercio en el año. 17 y un tercio contra zurdos, y 15 contra derechos. Quizás con más exposición, habría tenido un nivel más ordinario. Y quizás sea una muestra estadística pequeña, o quizás los bateadores no tuvieron suficiente tiempo para adaptarse a los ajustes que Oliver parece haber hecho. Pero hasta ahora, no parece haber algo que nos sugiera que esa mejoría de Pérez no pueda sostenerse o que haya sido casual.

Desde hace algún tiempo, Pérez ha sido efectivo contra zurdos. Eso no es nuevo, pues al final, Pérez es zurdo. Su xFIP (Expectativa de pitcheo independiente del fildeo) de por vida ante zurdos es 3.31. Y dado que el xFIP puede leerse casi en la misma escala que el ERA o efectividad, lo podemos considerar una cifra buena.

Hoy, Pérez sí mejoró contra zurdos, pero lo que es notable aquí, es que Oliver parece haber tenido también una mejoría radical ante bateadores derechos. Permítanme demostrarles el xwOBA (Expectativa ponderada de Porcentaje de Embasamiento) de Pérez contra bateadores derechos, por año. Una cifra que refleja la calidad de contactos que le hacen a un lanzador.

  • 2015: 0.343.
  • 2016: 0.347.
  • 2017: 0.364.
  • 2018: 0.221.

¿Cómo lo logró?

Primero, tras utilizar su slider el 42.7 por ciento del tiempo por tres años seguidos, Oliver aumentó el uso de ese pitcheo hasta el 49 por ciento.

Segundo, Pérez ha venido utilizando su recta de cuatro costuras cada vez menos desde hace años, pero en 2018, su uso se desplomó de 31.3 por ciento hasta el 12.6 por ciento. En lugar de la recta, comenzó a utilizar más el sinker.

Y eso es en términos generales, porque en el detalle hay mucho más por descubrir en Oliver Pérez. Como la mayoría de los lanzadores, Pérez ataca a cada bateador de forma distinta.

Contra bateadores zurdos:

Porcentaje de uso por pitcheo de Oliver Pérez contra zurdos, por temporada. Four seamer es recta de cuatro costuras, changeup es cambio de velocidad, y curve es curva.

Contra los bateadores zurdos, Pérez prefiere una estrategia cargada de sliders. Siempre lo ha hecho. Pero ahora, utiliza su sinker -y no su recta de cuatro costuras- en una tercera parte de sus envíos. En consecuencia, recurre al slider en los otras dos terceras partes. En pocas palabras, no ha cambiado tanto, salvo el hecho de que su recta de cuatro costuras casi ha desaparecido, y la ha sustituido con su sinker.

Contra bateadores derechos:

Porcentaje de uso por pitcheo de Oliver Pérez contra derechos, por temporada. Fluir Seamer es recta de cuatro costuras, changeup es cambio de velocidad, y curve es curva.

Pérez también ha cambiado el guion contra bateadores derechos. En 2017, Oliver recurrió más a su recta de cuatro costuras contra derechos que a su slider y a su sinker. Para 2018, por el contrario, su recta de cuatro costuras fue su pitcheo menos utilizado. La consecuencia fue que su sinker se convirtió en el pitcheo más utilizado, seguido por el slider, que permaneció estable en términos de uso.

Es importante notar que las rectas de Oliver Pérez, sin importar el tipo de recta, siempre han sido un costo para él.

El xwOBA de Oliver Pérez para cada pitcheo por temporada

Sin embargo, en 2018 y por primera vez en muchos años, Pérez tuvo una recta que realmente se convirtió en un arma efectiva. No solo tenía una recta, sino dos tipos de recta que hacía funcionar a su favor.

Al final, no es tan sencillo como decir que todo se reduce a que utiliza más su slider y su sinker, y menos su recta de cuatro costuras. Eso explica mucha de la mejoría de Oliver, es cierto, pero para mí, Oliver Pérez se ha convertido en un mejor lanzador.

He incluido cuatro gráficas de visualizaciones de pitcheos en tercera dimensión, cortesía de Baseball Savant.

Quiero enfatizar que con este tipo de gráficos, es fácil caer en un sesgo de confirmación. Es decir, es fácil llegar con una hipótesis y validarla de forma errónea en base a lo que uno quiere encontrar o visualizar. Ciertamente, no soy menos susceptible que cualquiera a caer en esto.

Dicho lo anterior, intepretaré estas gráficas aclarando que no hay una sola forma correcta de pitchear, y en mi interpretación, no es la única explicación correcta. Veamos:

(Amarillo = sliders, naranja = sinker, rojo = recta de cuatro costuras)

Ciertamente, su forma de lanzarle a los bateadores zurdos nunca representó un problema claro, pero aquí hay que notar un par de diferencias clave.

Primero, Pérez está haciendo todo lo posible por mantener sus sliders abajo y afuera. Los sliders que iban dentro de la zona de strike ya no estaban tan mal colocados como en 2017.

Y segundo, ha mezclado algunas rectas de cuatro costuras hacia las manos del bateador zurdo para mantenerlo fuera de balance.

Por último, está luciendo mejor a la hora de localizar sus sinkers en los perímetros de la zona de strike y ya no por el centro del plato.

(Amarillo = sliders, naranja = sinker, rojo = recta de cuatro costuras)

En 2017, era difícil definir cuál era el plan de ataque de Oliver Pérez. Francamente, me deja un poco perplejo al analizarlo. Sus pitcheos van por todas partes, y de nuevo, muchos de ellos se le colgaban sobre el plato en mayor cantidad que el año pasado.

En 2018, Pérez utilizó más su slider para atacar el pie trasero del bateador derecho. Alternaba sus sinkers y rectas de cuatro costuras en ambos lados del plato. Claro, hay sliders que se le quedan sobre el plato, pero no les van a hacer el mismo contacto que a una recta de cuatro costuras que se le quede también por ahí.

Y lo anterior me lleva a establecer que los pitcheos de Oliver Pérez han cambiado. Su recta de cuatro costuras y su sinker han cambiado de forma más marginal, pero es su slider el pitcheo que luce significativamente diferente al del año pasado.

Revisemos los sliders de Oliver en 2017 y 2018:

Aquí están sus pitcheos de 2017 y 2018, graficados por movimiento horizontal y vertical:

(Amarillo=sliders, rojo=recta de cuatro costuras, naranja=sinkers)

Y si eso no es lo suficientemente obvio, aquí va la tabla para los que se inclinan más por los números:

Slider 2017Slider 2018
Velocidad79.578.8
Mov. Horizontal-13.6-8.6
Mov. vertical-42.3-46.6

Pérez nunca había tenido este slider. Antes, era más un pitcheo que cruzaba horizontalmente el plato al estilo de Adam Ottavino. Ahora es más compacto y con un rompimiento un poco más agudo, como el slider de Dallas Keuchel. Ciertamente no es una recta cortada, pues es un pitcheo mucho más lento que su recta de cuatro costuras y sus sinkers, además de que se mueve más. Pero en términos de su forma, es un pitcheo cada vez más similar a sus rectas en cuanto a movimiento horizontal. Y aquí es donde el análisis de túnel de pitcheo entra en acción.

La herramienta de túnel de pitcheo se basa en la idea de que dos pitcheos diferentes vuelan en la misma trayectoria la cantidad de tiempo suficiente como para parecer casi idénticas. Y llega hasta el punto en que el bateador debe decidir si le hace swing o no. Mientras más tiempo se mantenga la bola en vuelo en la misma trayectoria, más difícil se vuelve para el bateador descifrar qué pitcheo es.

Este es un túnel de pitcheo de Oliver Pérez en 2017 para su recta de cuatro costuras y su slider:

via Gfycat

En el gráfico se puede ver que la recta de cuatro costuras y el slider no viajan en la misma trayectoria por mucho tiempo, pues rápidamente se separan. A pesar del pobre túnel de pitcheo, J.T. Riddle no es capaz de hacer algo con ninguno de los envíos. Y no es de sorprenderse, pues Riddle es bateador zurdo.

Como lo hemos explicado, Oliver Pérez cambió de una recta de cuatro costuras a un sinker en 2018. Y aquí está el gráfico de 2018 con su túnel de pitcheo para el sinker y el slider:

via Gfycat

No es un túnel de pitcheos perfecto, pero fue suficiente para hacer que Jake Bauers titubeara y dejara pasar ambos pitcheos de strike. Uno por en medio del plato y otro que pasa por el plato hacia afuera de la zona de strike, lo suficientemente cerca como para ser cantado.

Esta es la clave, en mi análisis, de la enorme mejoría de Oliver Pérez. Antes era más fácil para un bateador notar la diferencia entre su recta y su slider al verlo venir. Las alteraciones a su slider le han permitido tomar nueva vida a sus rectas. Sin embargo, el sinker parece ser una mejor compañía para su slider.

Oliver ha hecho un buen número de cambios. Con tantos factores distintos, es difícil precisar con certeza que es lo que lo ha llevado a florecer a los 36 años. Como siempre, parece el resultado de una combinación de cambios.

Parece claro que Oliver no podrá sostener su efectividad de 1.39 de 2018, pues su FIP, xFIP y SIERA anticipan una regresión para 2019. Pero esas mejorías en Oliver Pérez lo han convertido de ser un pitcher con nivel de remplazo, a ser un zurdo capaz que puede ser efectivo ante bateadores derechos como nunca antes lo había sido.

Probablemente, los Indios saben lo que tienen en Pérez y lo volvieron a firmar, en un contrato que a lo mucho le daría a ganar 3 millones de dólares a Oliver, pero cumple 38 años al final de la temporada. Los Gigantes, por ejemplo, firmaron a Will Smith en un contrato ligeramente superior a 4 millones de dólares.

Claro, es probable que todo esto sea temporal. Pérez podría regresar al nivel previo si los bateadores logran descifrarlo y ajustarse.

Para mí, los cambios en Oliver Pérez me dicen que aunque sufra una regresión en su nivel en el futuro, su gran temporada de 2018 fue legítima, y no casualidad. Por ahora, parece justo dejar que Oliver Pérez goce de los frutos de su buen trabajo en 2018.

Este artículo fue publicado originalmente en el portal PITCHER LIST. Agradecemos a @PitcherList y a Michael Ajeto (@MikeyAjetoPL), la generosidad de permitirnos traducir y publicar el texto.

(Foto de Frank Jansky/Icon Sportswire)

(Todos los GIFs son cortesía de Michael Augustine)

Michael Ajeto

Written by Michael Ajeto

Michael es co fundador de Sounding Off Blog, donde escrbió sobre los Marineros. Ahora escribe los artículos Going Deep en Pitcher List. Puedes seguir a Michael en Twitter @mikeyajetoPL.

Charros de Jalisco, campeones de la LMP

Los secretos de la “Charromanía”: Así conquistó Charros de Jalisco a Guadalajara

Sultanes de Monterrey

¿Cambiar el nombre en la LMP?: Lo que vale es el mote Sultanes