in

Albert Einstein y el mito de que él bautizó al beisbol como “Rey de los deportes”

Albert Einstein no bautizó al beisbol como el “Rey de los Deportes”

En Latinoamérica, el beisbol es conocido también con el calificativo de “rey de los deportes”. La leyenda cuenta que fue el físico Albert Einstein quien llamó así al beisbol cuando descubrió su complejidad. Pero, ¿fue realmente Albert Einstein quien bautizó al beisbol como el “rey de los deportes”?

El origen de la leyenda

Según esta misma leyenda, cuando Albert Einstein emigró desde Europa hacia Estados Unidos en 1933, se instaló en Nueva York. Era la época en que Babe Ruth y los Yankees dominaban la escena. Albert Einstein se habría maravillado con el beisbol hasta bautizarlo como el “rey de los deportes”.

Einstein, incluso, le habría hecho una confesión al historiador del beisbol Michael Aubrecht. “Usted aprenderá la relatividad más rápido de lo que yo aprendería el beisbol”.

Pero la historia tiene más de ficción que de realidad. El científico visitó Estados Unidos por primera vez en abril de 1921. La segunda vez fue en 1930, antes de emigrar a Estados Unidos de forma definitiva en 1933.

Pero más allá de que Albert Einstein haya gustado o no del beisbol, el uso de “rey de los deportes” es mucho más antiguo. Se usó principalmente en América Latina, y casi nunca en Estados Unidos. En el país estadounidense el término cayó en desuso y comenzó a ser más conocido como el “pasatiempo nacional”. 

“El Rey de los Sports”, desde 1904 en México

El 28 de septiembre de 1904, por ejemplo, el diario El Imparcial publicaba en la Ciudad de México una crónica escrita desde Veracruz. Como protagonista de la noticia aparecía un viejo conocido del beisbol mexicano, el Águila de Veracruz.

En la ciudad de México se había formado un combinado de peloteros estadounidenses para viajar hasta el puerto a desafiar al Águila. Fue un encuentro que el propio diario El Imparcial describió como uno de los mejores que se habían jugado en el país. En su último párrafo, encontramos el uso más antiguo que se ha encontrado en México del término “rey de los deportes”.

“La concurrencia fue numerosísima y aplaudía con entusiasmo a los jugadores. Cuando al fin se anunció que el triunfo había sido de los veracruzanos, la multitud rompió la valla. Se precipitó al campo y sacó en hombros a los vencedores. Esto prueba que en Veracruz hay muchísimo entusiasmo y gusto por ese juego que los americanos llaman “el rey de los sports”.

El “Rey de los Sports”, en 1904 en El Imparcial de la Ciudad de México

Eran los años en que el vocabulario técnico de los deportes seguía siendo utilizado en inglés, aunque se publicara en español. De tal forma que en la prensa mexicana, el beisbol se seguía escribiendo como “base ball”, y la palabra deporte seguía siendo “sport”. Poco a poco se fueron castellanizando los términos. Sin embargo, no fue hasta la década de los 20 cuando se hizo un esfuerzo real por adaptar al castellano.

El 11 de octubre de 1905, el término “rey de los sports” vuelve a aparecer. Esta vez, es en el diario La Opinión, publicado en la ciudad de Jalapa, Veracruz. La nota anunciaba que el “match” entre los equipos del Águila y el Colón no se pudo realizar. Las obras del desagüe superficial que se hacían en la ciudad lo habían impedido.

“El terreno va a ser debidamente arreglado, así como también serán construidas dos graderías, una en sombra, y otra en sol, para que los amantes del Rey de los Sports, puedan gozar de las comodidades necesarias”.

En 1904, Einstein apenas comenzaba a hacer ruido

Entre 1904 y 1905, mientras tanto, Albert Einstein era un joven de 26 años que ya hacía ruido en el mundo científico. Había dejado su natal Alemania para residir en Suiza, y en 1905 estaba presentando su tesis para recibir el doctorado. Ya publicaba documentos que revolucionaban el mundo de la ciencia. Empezaba a dejar huella como científico, pero en esos años estaba aún muy lejos de conocer Estados Unidos y el beisbol.

El furor del “Rey de los Sports” en Veracruz

En 1908, el mismo diario La Opinión de Jalapa, volvía a utilizar el término “Rey de los Sports”. En una nota que tituló “Los matchs de Base Ball”, el diario describía el furor que se vivía por la pelota en las calles del puerto de Veracruz.

“La fiebre del base ball se ha apoderado de los veracruzanos. Por donde quiera nos encontramos basebolistas. ¡Hasta en la sopa! ¿Quién ignora lo que es un hit, un fly, un rolling, un home-roun? ¿Quién no ha visto por una vez siquiera a Lucas Juárez, a Pujadas, a Vargas, a Conrado, a Ciro y demás notabilidades del arte basebolero? Cualquiera se quedará sin ayacotes para el día siguiente, pero que falte a un match del rey de los sports, ¡imposible!”

La influencia cubana

El calificativo de “Rey de los Sports” seguía apareciendo con frecuencia en la prensa veracruzana y no era casualidad. Veracruz, y en general la costa del Golfo de México, estaba influenciada de forma importante por Cuba. Desde la isla ya se habían importado grandes ingredientes culturales para la vida costeña como la guayabera y el danzón. El beisbol no fue la excepción. 

Desde 1878, en Cuba ya se jugaba un campeonato organizado de beisbol. La migración de familias cubanas, refugiadas de las guerras de indepedencia en la isla, había llevado el beisbol a Veracruz en el último cuarto del siglo XIX.

En Cuba ya se utilizaba también el término “Rey de los Sports” para describir el beisbol. Muy probablemente, desde Cuba saltó a Veracruz, y luego se propagó en México.

En 1907, en Cuba, se publicó el libro “El Base-Ball en La Habana, Matanzas y Cárdenas”, escrito por Raoul Diez y Muro. El prólogo, escrito por Rafael Conte, es una alabanza a las virtudes del beisbol y el arraigo que ya tenía el juego en la sociedad cubana. Ahí, Conte utiliza el calificativo de “Rey de los Sports” para dimensionar el beisbol. 

El calificativo era, entonces, un término más o menos bien establecido en Cuba y en Veracruz. 

La castellanización del “sport”

En 1909, el término vuelve a aparecer en El Diario, un periódico de la capital del país. En esta ocasión también se abordaba el furor por el beisbol en Veracruz. Era una semblanza de W. J. Lamont, un personaje a quien el periódico describe como el “Padre del Base Ball en Veracruz”.  La diferencia esta vez es que El Diario no utiliza la palabra “sport”, sino que la castellaniza a “deporte”.

“Ya asegurada la afición por el Rey de los Deportes en Veracruz, organizó Lamont una sociedad por acciones, la que una vez ya organizada tomó el nombre de Compañía Veracruzana de Sport, S.A. De la cual es gerente”.

La castellanización es notable, pues el término deporte no volvería a utilizarse en la frase “Rey de los Deportes”, sino hasta 1913, y su uso sería muy poco frecuente. Es hasta la década de los 30 que la castellanización en el término se vuelve la norma.

Desde Veracruz, el calificativo de “Rey de los Sports” para describir al beisbol empieza a extenderse. 

El 3 de julio de 1910, la Gaceta de Guadalajara publica una nota titulada “El Base Ball”, en la que utiliza el término.

“El Base Ball, el rey de los sports, es hasta cierto punto característico de la vida tan agitada de los norteamericanos. Es un juego de actividad constante, encierra un trabajo real y hay veces que requiere poner en juego cada onza de energía que posee el que lo practica.”

Las mudanzas de Einstein

Por esos años, Albert Einstein seguía abriéndose camino como científico. En 1908 logró un lugar como catedrático en la Universidad de Berna, en Suiza. Para 1911, se mudó a Praga para trabajar como profesor de tiempo completo, y donde siguió publicando escritos revelando descubrimientos importantes para la física. Y en 1912, volvió a Suiza. De Estados Unidos, nada, y del “Rey de los Deportes”, mucho menos.

Para 1933, cuando Albert Einstein se muda de forma definitiva a Nueva York, ya había ganado el Premio Nobel de Física, y había presentado su emblemática Teoría de la Relatividad. Pero para entonces, ya también se había impreso cientos de veces el término “Rey de los Deportes” en alusión al beisbol en periódicos de Veracruz, Guadalajara, Monterrey y Ciudad de México. 

Al papel de Albert Einstein como creador del término “Rey de los Deportes” para enaltecer al beisbol es una linda anécdota,  pero que ha sido meramente un fruto de la fantasía.

La realidad es aún más bella. El beisbol se ganó su corona por mérito propio. Tan pronto como los latinoamericanos comenzaron a popularizar el juego a comienzos del siglo XX, no les quedó ninguna duda: ante sus ojos se presentaba el base ball, el “Rey de los Sports”.

César González Gómez

Written by César González Gómez

Fundador y Director Editorial de CUARTO BAT. Investigador de los orígenes del beisbol en México.

Los tacos de cohinita del Estadio Alfredo Harp Helú

Mis 5 comidas favoritas en los estadios del beisbol mexicano

La dura realidad africana

La otra cara de Jaime García: El hombre que quiere cambiar el mundo