in

¿Cambiar el nombre en la LMP?: Lo que vale es el mote Sultanes

Sultanes de Monterrey

Desde que el domingo pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara en Guasave que Sultanes de Monterrey se incorpora a la Liga Mexicana del Pacífico, se ha debatido mucho si el equipo conservará el mote de Sultanes o utilizará otro.

Willy González, vicepresidente de Sultanes y ejecutivo de Multimedios, lo confirmó este viernes a CUARTO BAT. En su incursión en la LMP, el equipo sí conservará el mote de Sultanes, tal como lo había solicitado el mismo AMLO.

Hay quienes piden que se cambie el mote, que porque Sultanes ha construido su historia en la Liga Mexicana de Beisbol y solo ahí debería utilizarse el nombre.

Pero es justamente por eso, por todo lo que Sultanes ha construido en la LMB, que debe conservar el nombre también en la LMP.

Los grandes equipos de cualquier deporte son también marcas. Y las grandes marcas valen, pesan, impactan. Sultanes es una de esas marcas al nivel del beisbol mexicano.

Pero, además, Sultanes está sumando a su marca lo realizado el último año. Fue adquirido por la empresa Multimedios, que le ha dado una exposión multiplicada al equipo; renovó un estadio que quedó espectacular y ganó un título. Hoy, la imagen de Sultanes es la de un equipo con poderío económico y deportivo.

Al incursionar en la LMP, Sultanes de Monterrey está trasladando todo su valor de marca también a esa liga. Todo lo que construyó en la Liga Mexicana de Beisbol desde 1939: su afición, su historia, sus colores, sus leyendas.

No nos vayamos muy lejos: Charros de Jalisco lo hizo cuando entró a la LMP en el invierno 2014-15. Tomó el mote y el logo que los Charros utilizaron en su última fase de existencia en la Liga Mexicana de Beisbol. Y con ello, captaron también a los aficionados que habían seguido a los Charros en la LMB, aquellos que disfrutaron de los títulos de 1967 y 1971.

Es más, los Charros de la LMP hasta construyeron una estatua de Fernando Valenzuela afuera del Estadio Panamericano de Guadalajara. Con ello hacían suyas las dos fases que El Toro vivió con Charros en la LMB en 1992 y 1994. Claramente, los Charros de Jalisco de la LMP estaban vinculando su marca y apropiándose de su historia, ambas nacidas en la LMB. Y eran cosas suyas, les pertenecían. No hacía ningún sentido tirarlas a la basura.

Al igual que los Sultanes de Monterrey actualmente, los últimos Charros de la LMB comparten dueño con los Charros actuales de la LMP, pues Armando Navarro ha sido copropietario en las dos fases del equipo.

De tal forma que es natural y es inteligente conservar la marca, y todo el valor contenido en ella.

¿Qué caso tiene construir una marca nueva y una identidad distinta? ¿Tiene algún sentido empezar de cero?

¿Para qué ser el segundo equipo de Monterrey? Ya lo vivieron los Industriales. Compartieron plaza con los Sultanes en la LMB de 1989 a 1994, y terminaron yéndose a Reynosa. Nunca pudieron construir una base de seguidores solida. Siempre vivieron a la sombra de la enorme historia y poderío que representaba Sultanes para la plaza.

Apuntemos bien: de lo anunciado por AMLO el domingo, la nota no es que vaya a haber beisbol de la LMP en Monterrey.

La que realmente da la nota es que Sultanes, uno de los equipos emblemáticos en la LMB, será la primera marca y organización en estar el mismo año también en la otra gran liga profesional del país, la LMP. Otra vez, el peso de las marcas involucradas: Sultanes, LMB y LMP.

Si desde el principio se hubiera anunciado que era un equipo en Monterrey portando cualquier otro nombre, el impacto habría sido una fracción de lo que ha sido. No habría pasado de ser una novedad. Pero con Sultanes en la LMP, la novedad alcanza resonancias históricas.

Pongo un ejemplo, algo burdo y exagerado a propósito, para ilustrar el punto. Si hoy se abriera una nueva plaza de la NFL para la ciudad de Nueva York, sin duda sería una nota novedosa y quizás interesante.

Pero si se anuncia que ese nuevo equipo neoyorquino portará la marca de Yankees, el impacto se vuelve brutal. Los Yankees incursionando en el futbol americano. La nota le daría la vuelta al mundo ¿Y por qué la diferencia del impacto? Por todo lo que representa la marca Yankees, construida a lo largo de décadas y décadas de prestigio en las Grandes Ligas.

No nos hagamos bolas: lo que cuenta, pesa y vale en todo esto, es la marca Sultanes.

César González Gómez

Written by César González Gómez

Fundador y Director Editorial de CUARTO BAT. Investigador de los orígenes del beisbol en México.

Oliver Pérez

Los cambios drásticos en los pitcheos de Oliver Pérez

Luis Urías

Luis Urías sería moneda de cambio de los Padres para conseguir a J.T. Realmuto