in ,

Cómo hacer del Estadio Alfredo Harp una gran experiencia para el aficionado

Estadio Alfredo Harp Helú

El Estadio Alfredo Harp Helú está por abrir sus puertas como la nueva casa de los Diablos Rojos del México. Es la más importante obra construida en la Liga Mexicana de Beisbol, desde que en 1990 se inaugurara el Estadio de Beisbol Monterrey.

Sin duda, apunta a tener una gran calidad en cuanto a infraestructura, campo, vestidores, accesibilidad, etc. Pero más allá de lo obvio, hay detalles pequeños, pero muy significativos, en cuanto a la experiencia del aficionado en el parque de pelota.

Esos detalles representan la diferencia entre “ser el mejor estadio” y “ser de los mejores”. Y realmente, son cosas que no le costaría nada a la directiva. Son factores más de criterio, que de inversión económica. Sin embargo, son factores que incitarían aún más a que la gente vaya y quede emocionada con su visita.

Me encanta visitar estadios deportivos, tanto los nuevos y modernos, como los viejos y abandonados. Probablemente te habrás topado con alguno de mis videos en YouTube, donde tengo mi canal Odisea en el Estadio. Ahí hago visitas y reseño la experiencia que vive un aficionado en un estadio, lo mismo de beisbol que de futbol.

Odisea en el Estadio de los Tomateros de Culiacán

En base a esa experiencia, he recopilado una lista de cosas que, como decía, son detalles pequeños, pero importantes, para tomar en cuenta en el nuevo estadio. Así se genera lealtad, hospitalidad y frecuencia.

1.Total libertad de tránsito

Aprovechar el pasillo interno de 360 grados, para que la gente circule. Que pueda subir y bajar a su antojo por donde quiera, siempre y cuando respete su lugar. Todo esto, sin las absurdas limitaciones de “como usted no es de esta zona, no puede pasar”.

Con esto, uno podría darse una idea de cómo se ve el beisbol desde todos los lados y perspectivas del nuevo estadio. De esta forma, más adelante el aficionado podría contemplar esa referencia visual a la hora de comprar boletos.

Y además, incitaría la divertida actividad de atrapar jonrnes en la práctica de bateo desde la zona de gradas en los jardines.

2. Dejar pasar cámaras y mochilas sin problema

Tomando en cuenta que uno no va a pasar con una cámara de cine profesional, la prohibición de las cámaras pequeñas de foto o video en los estadios es un total absurdo. Y más, a estas alturas, donde cualquier persona con celular puede grabar hasta en 4K e incluso transmitir en vivo a través de éste.

Permitir cámaras y mochilas hace que los turistas o personas que por x ó y razón van al estadio con estos artículos, no anden batallando para saber en dónde dejar las cosas. Y si estas estarán seguras. Es importante que no te sientas como un delincuente al momento de la revisión de seguridad.

3. Mayor oferta de comida y bebida de las que había en el Fray Nano.

Se entendía que fuera poca la oferta de comida en el estadio temporal, precisamente porque el Fray Nano era temporal. Sin embargo, creo que el nuevo estadio es una gran oportunidad para explotar al máximo este rubro.

Y es que, más allá de los tradicionales tacos de cochinita, lo único que se ofrecía era la “típica comida gris de estadio” (hot dogs raquíticos, hamburguesas simplonas, cerveza caliente, donas caras, botana seca).

Si algo ha caracterizado a la experiencia en los parques de pelota es que la oferta alimenticia suele ser un tema aparte, con mucha comida sabrosa, bien servida y original.

Los tacos de cochinita, por sí mismos, venden boletos y llevan gente al estadio. Se han vuelto parte de la experiencia. Eso es algo a tomar en cuenta en el nuevo estadio.

En el Fray Nano se podían pedir cortes de carne, pero me parecían carísimos para el aficionado promedio. También había aguachile, empanadas, cocteles, pero si bien eran ofertas un poco distintas, también eran pocas.

Haciendo videos y reseñas para Odisea en el Estadio, he visitado estadios como el de los Yaquis, el de los Naranjeros, el de los Venados o el de los Tomateros en la Liga Mexicana del Pacífico. Así me he dado cuenta que la oferta del Fray Nano no era ni el 50 por ciento, de lo que estos parques ofrecen. Y reitero, se entiende, pues el Fray Nano, era una sede temporal.

El punto es que ahora con el nuevo estadio estaría padre que ampliaran la oferta de comida. Por ejemplo, papas en muchas formas, poutine, alitas en muchas presentaciones, Hot Dogs atascados, combinaciones de comida extrañas pero sabrosas. Es ese el punto: comida muy padre que uno puede encontrar sólo en estadios de beisbol más allá de la genérica oferta que ofrecen otros deportes.

4. Boletos digitales

Quiero pensar que por la magnitud del evento, o porque primero quieren aterrizar bien la fórmula para aprenderla. recurrieron a Ticketmaster. Sin embargo, estaría padre que más adelante consideraran la opción de BoletoMovil o un sistema similar.

Comprar por internet, seleccionar tu asiento específico y llevar la entrada en tu celular no sólo es mucho más práctico, cómodo y eficiente. También es amigable con el planeta en estos tiempos de conciencia ambiental.

5. Aceptar tarjeta en la zona de comida

Estamos en pleno 2019. Es absurdo que a estas alturas, en casi ningún estadio de México (llámese futbol, beisbol, lo que sea) tengan una simple terminal. ¡Vaya¡ ¡Hasta se consiguen hasta en un Oxxo por 500 pesos!

Si no van a aceptar tarjeta en ningún lado, mínimo debería haber un cajero adentro del estadio. Suena lógico e intuitivo que el aficionado tenga todas las opciones posibles para gastar dinero en el estadio. El peor escenario es que quiera gastar dinero y no tenga forma de hacerlo.

6. Tours a puerta cerrada

Sí, en fotos y videos se ven muy bonitos los vestidores, salas de hidromasajes, palcos, salas de prensa. Pero seamos sinceros, ¿cuántos de los aficionados comunes podremos ver eso más allá de en un video oficial?

Un tour a puerta de cerrada, en donde se pueda recorrer todo esto, quedaría de lujo, ¿a poco no?

En la mayoría de los nuevos estadios se está implementando esta actividad para fomentar el turismo. Y hasta en los no tan nuevos. El Estadio Azteca, por ejemplo, tiene un recorrido turístico muy bien armado por las instalaciones.

De esta forma, los fans conocen la casa del equipo de sus amores. Y también los que no son fans. Los grandes estadios nuevos se convierten en iconos de ese deporte. Son admirados por aficionados al equipo, pero también por los que no lo son. Este tipo de recorridos suelen ser muy accesibles en precios y horarios. Ojalá la directiva escarlata lo tenga en mente.

Y ya los conozco, seguramente a estas alturas, muchos de los que me están leyendo, estarán pensando “eres un pedinche, todo quieres, etc.” Ahí diría que no, no me estoy inventado esto “nomás porque quiero”. Lo digo porque la mayoría de los nuevos parques de MLB y de LMP cuentan con estos seis puntos. Eso los ayuda a ser considerados de los mejores de este deporte, porque abonan considerablemente a la experiencia del aficionado. Le sacan el mayor jugo a la calidad de las instalaciones.

En conclusión, el nuevo Estadio Alfredo Harp tiene TODO para ser el mejor de México y Latinoamérica. Esperemos que no se autosaboteen imponiendo lineamientos absurdos o carentes de criterio. Creo que estaría muy chafa que por detallitos así acabaramos con la impresión de que “tuvo todo pero le faltó un poquito”.

Y también habrá tradicionalistas que al leer esto me estarán diciendo, “No manches, se trata de ir a ver un partido no a todo eso”. Bajo esa lógica, no tendría sentido un nuevo estadio. Para solo ir a ver un partido, creo que con ir al deportivo basta.

¿Ustedes qué opinan? ¿Qué más les gustaría que hubiera? Por ejemplo, el estadio de los Tomateros de Culiacán ofrece los seis puntos arriba enlistados, más sus promociones, pantallas gigantes, alumbrado LED, actividades recreativas, museo de la fama, bares y restaurantes.

¿Creen que el Harp Helú lo supere? Yo espero y deseo, con todo mi corazón diablo, que sí lo haga.

Yasser Trujillo

Written by Yasser Trujillo

Yasser visita los estadios deportivos del país reseñando sus instalaciones, oferta de comida, historia y experiencia del aficionado. Lo hace desde su canal de YouTube en Odisea en el Estadio.

Estadio Alfredo Harp Helú

El Estadio Alfredo Harp y cómo cambiará el estilo de beisbol de los Diablos

Estadio Alfredo Harp Helú

El Estadio Alfredo Harp y el Efecto Luna de Miel: Los nuevos estadios en México atraen más aficionados