in , ,

El primer equipo que jugó el mismo año en verano e invierno

Beto Ávila con los Diablos invernales de 1956

El 27 de enero pasado, se dió un anuncio histórico. La Liga Mexicana del Pacífico se expande a 10 equipos con el regreso de los Algodoneros de Guasave, así como la sorprendente adición de los Sultanes de Monterrey, una franquicia emblemática de la Liga Mexicana de Beisbol.

Se ha dicho que Sultanes de Monterrey será el primer club en militar en el mismo año en las dos ligas de beisbol más importantes del país.

El primer equipo en jugar las dos más fuertes ligas veraniegas e invernales

Sin embargo, decir que es el primer club en militar en el mejor beisbol de verano e invierno en el mismo año será incorrecto. Rásquemos un poco a la historia.

En la década de los 50, la Liga Mexicana de Beisbol existía -dando tumbos si quieren-, pero sin alguna otra liga veraniega que le hiciera sombra o competencia, salvo quizás la Liga Central. Y eso solo por los territorios que abarcaba.

Las dos principales ligas invernales de los 50

Pero en cuanto a las ligas invernales era otro cantar. Había dos ligas que se disputaban la supremacía, tanto que sus dos campeones se enfrentaban entre sí para determinar el rey beisbolero invernal. Una especie de Serie Mundial del invierno. Por la infraestructura de transporte en la época, era prácticamente imposible que jugaran un calendario combinado entre sí.

Por un lado, en el noroeste del país, estaba la Liga de la Costa, que fue precursora de la actual Liga Mexicana del Pacífico; y por el otro lado, la Liga Invernal Veracruzana, que tenía equipos en Veracruz, Puebla y la Ciudad de México, principalmente. 

Los Diablos en LMB y LIV

Es en la Liga Invernal Veracruzana donde en 1953, hace su incursión la organización “Rojos del México”, para ser un rival de los llamados “Aztecas de México”, que ya habían entrado el año anterior. Ambos equipos jugaban los inviernos en el mismo parque donde jugaba el México en los veranos.

Hay que recordar que el mote de Diablos se fue adoptando paulatinamente desde finales de los 40 y toda la década de los 50. Antes de eso, eran formalmente llamados “Rojos del México”. En algún momento, los Diablos invernales llegaron a ser propiedad, curiosamente, de Alejo Peralta, quien unos años después, al mando de los Tigres Capitalinos, se convertiría en un archienemigo del México.

Hasta donde se sabe, los Diablos veraniegos tenían propietarios distintos a los Diablos invernales. A diferencia de los Sultanes actuales, que tendrían los mismos propietarios en LMB y LMP.

Incluso, cuando aún era pelotero de Grandes Ligas, Beto Ávila reportaba en los inviernos a la Liga Invernal Veracruzana y llegó a ser pelotero de los Diablos Rojos invernales.

Beto Ávila con los Diablos de la LIV en una foto fechada en enero de 1956

Los Diablos Rojos compitieron en la Liga Invernal Veracruzana (LIV) hasta la campaña 1957-58, donde los dos equipos capitalinos dejan la liga por problemas financieros de sus dueños que les impedían ya sostener equipos tanto en verano como en invierno.

Cabe mencionar que el equipo capitalino Rojo logra campeonar en la campaña de 1955-56, su tercera campaña en el circuito invernal. Aquí Sultanes tendrá un duro reto para superar dicha marca.

La versión veraniega y de desarrollo de la LMP

Hay quien puede hacer un caso por la llamada “Liga Mexicana del Pacífico” veraniega. Un circuito, aparentemente de desarrollo, creado por los equipos de la Liga Mexicana del Pacífico en 1976, que muy probablemente tenía con el objetivo de foguear sus jugadores para no depender de los jugadores de clubes de verano.

Esta liga está catalogada como clase A. Todos los equipos que jugaban en ese entonces en la LMP mayor tuvieron representación en esta liga, y en la misma ciudad. La excepción fue Culiacán, ya que el equipo listado como Tomateros en esa liga aparece jugando en Guamuchil. Dado que solo hubo una temporada, probablemente les generó demasiadas pérdidas económicas a los clubes para intentar hacer otra temporada.

Sin embargo era una liga aparentemente de desarrollo, con peloteros jóvenes, y que no podría considerarse como liga de alto nivel, como en su momento si lo fueron la LMB en verano, y la LMP y LIV en invierno.

Será interesante saber quienes serán los primeros jugadores en militar en LMB y LMP en el mismo año y con el mismo equipo.

Memo Luna

Dos horas con Memo Luna: El autógrafo del mexicano que lanzó un solo día en Grandes Ligas

Sergio Romo

¿Cómo aplicar la sabermetría en la LMP?