in

El enigma del exligamayorista mexicano que dejó de firmar autógrafos

Germán Barranca

Son múltiples los testimonios de que Germán Barranca, el mexicano número 37 en alcanzar las Grandes Ligas, lleva décadas sin firmar autógrafos. Pero la situación va más allá: parece negado a involucrarse en cualquier actividad que le recuerde su carrera profesional.

Llevo varios años coleccionando los autógrafos y memorabilia de todos los mexicanos que han llegado a las Grandes Ligas. Y el caso específico de Germán Barranca siempre me ha llamado la atención ese aspecto.

Justamente por su negativa a firmar desde hace varias décadas, su autógrafo se ha vuelto uno de los más complicados de conseguir.

Diversos coleccionistas han tratado de involucrarlo en firmas de autógrafos, incluso pagadas, y después de pensarlo un poco, Germán Barranca siempre desiste de hacerlo.

“A lo largo de cuatro años, he intentado de varias formas”, explica un coleccionista estadounidense en el foro Sports Collectors Net. “He intentado enviarle un cheque por 50 dólares por correo, y luego intenté enviarle 100. Traté de hacer una firma privada con él pagándole 50 dólares por firma. Al final aceptó hacerlo, pero cuando le llegaron los artículos, desistió; regresó los artículos y el dinero, a pesar de que tenía en sus manos un cheque de más de 400 dólares”.

El coleccionista incluso narra los testimonios de cuando se buscó conseguir el autógrafo con personas cercanas a él.

“Encontré que un compañero de trabajo tiene familia en la misma ciudad que Barranca”, explica el coleccionista. “Y que, incluso, por casualidad, tienen el mismo contador. Esta persona estaba muy segura de que lograría conseguirlo. Pero Barranca pareció enojarse de que intentaran contactarlo de esa manera y se negó. Así que me dí por vencido”.

En internet hay más testimonios de gente que se le acercó a Germán Barranca para obtener su autógrafo y el expelotero se rehusó. Por los testimonios que existen, Barranca se niega siempre de forma respetuosa y nunca en forma arrogante.

Algo sucedió de pronto en Germán Barranca que lo motivó a dejar de firmar autógrafos, pues también hay muchos testimonios de que durante su carrera siempre aceptó firmar sin mayor inconveniente.

Cuando el veracruzano alcanzó las Grandes Ligas, pocos mexicanos habían tenido antes ese honor. Es entonces Barranca el miembro de un selecto grupo de mexicanos en alcanzar el mejor beisbol del mundo. Ese debería ser un orgullo de vida para Barranca, que jugó 67 partidos en Grandes Ligas.

Los coleccionistas que han intentado contactarlo citan con insistencia que quizás Barranca no quedó contento con su carrera, que pudiera haber algún dejo de molestia o tristeza en él.

No lo sabemos, y quizás nunca sepamos sus razones, pero debemos respetarlo.

Los que lo han conocido

Estoy plenamente consciente de que el pelotero tiene tiene todo su derecho de rechazar darnos un autógrafo a los coleccionistas en cualquier momento. Es un tema muy complejo el dirimir si “debe” acceder todo el tiempo. Yo creo que no es su obligación atendernos, ni tampoco eso lo convierte en una mala persona.

Para mí, el recibir el autógrafo de un pelotero en activo o retirado es un sentimiento maravilloso. Y es que esta colección ha nacido de la admiración. Es esa admiración a un pelotero, o a una hazaña, lo que me lleva a coleccionarla, a sentirme un poco parte de ello.

Y por esa misma admiración que le tengo a la hazaña de que un compatriota mío llegue hasta las Grandes Ligas, es que me pregunto cuál puede ser el sentimiento que lleve a Germán Barranca a ese aparente alejamiento del beisbol.

He podido platicar con mucha gente que lo conoció como pelotero, y todos coinciden en que era un pelotero callado sí, pero nunca irrespetuoso. Era, y seguramente lo sigue siendo, una buena persona. Simplemente parece haber una página pendiente con su carrera que no ha podido cerrar.

Alejado del beisbol

Se sabe, sin embargo, que Barranca ha participado impartiendo clínicas de beisbol para niños en la ciudad de York, Pennsylvania, donde reside. Esa parece ser la única relación que mantiene con el beisbol.

No acude a eventos de los Reales de Kansas de City o de los Rojos de Cincinnati, los equipos en los que jugó en Grandes Ligas. Tampoco asistió a los dos eventos Big League Charity, organizados por Luis Ignacio Ayala en Culiacán en 2013 y Oaxaca en 2014, donde se buscó reunir a la mayor cantidad posible de peloteros mexicanos que jugaron en Grandes Ligas.  

Tampoco sabemos, con certeza, cuando dejó de firmar autógrafos. Los objetos firmados que salen de vez en cuando a la luz pública, son autógrafos de los años 80.

Sus autógrafos son de los 80

Cuando jugó en la Liga Mexicana del Pacífico, Barranca sí firmaba autógrafos. Uno de los objetos firmados que tengo de él es una pelota autografiada por los Naranjeros de Hermosillo. La pelota es de alrededor de 1982, y la adquirí solo por el hecho de que tenía la firma de Barranca. Y eso que la pelota también tiene las firmas de Héctor Espino, Maximino León, Ángel Moreno, Chico Rodríguez, Mario Mendoza, entre otros. Así de complicado era conseguir el autógrafo de Germán Barranca.

Pelota de los Naranjeros de Hermosillo con la firma de Germán Barranca
Pelota de los Naranjeros de Hermosillo con la firma de Germán Barranca

Con la adquisición de esa pelota taché su nombre de los pendientes en la colección donde busco rendir homenaje a todos los mexicanos que han jugado Grandes Ligas. Pero la misión aún no estaba completa. 

Posteriormente, adquirí otro autógrafo. Es una tarjeta blanca con su firma, la que me sirvió para cruzar su nombre en mi colección de tarjetas o artículos “planos”, como le llamo.

De vez en cuando salen autógrafos suyos a la luz, o en venta, pero no siempre hay disponibles. Actualmente, en el sitio Ebay hay una tarjeta en blanco autografiada en 50 dólares. Hay también una pelota autografiada por los peloteros de los Rojos de Cincinnati de 1982 en 500 dólares.

Pelota autografiada por los Rojos de Cincinnati de 1982
Pelota autografiada por los Rojos de Cincinnati de 1982 con la firma de Germán Barranca

No hay tarjetas de Barranca en Grandes Ligas

Aunque jugó parte de cuatro temporadas en Grandes Ligas, Germán Barranca nunca tuvo una tarjeta Topps, Donruss o Fleer. Tengo una lista de al menos 10 tarjetas de su carrera por Ligas Menores, de las cuales poseo seis. De vez en cuando he visto que salen fotos o negativos; alguna vez vi en venta un cheque suyo. Muy rara vez ha llegado a salir un bat usado por él. 

Pese a que el de Germán Barranca es un autógrafo díficil de conseguir, no es tan complicado como el de Marcelino Solís o el de Memo Luna. Sí llama la atención que es un ex jugador relativamente joven, y con dirección en Estados Unidos. Esto último lo hace fácil de buscar por correo para enviarle algún artículo para su firma.

Realmente toda su complejidad radica en que dejó de firmar autógrafos por lo menos desde los 80. Eso hace que los pocos autógrafos que llegan a salir a la venta lo hagan a precios relativamente altos.

Las tarjetas de Germán Barranca en Ligas Menores
Las tarjetas de Germán Barranca en Ligas Menores

Muchas razones para el orgullo

No sé a ciencia cierta la razón por la que Germán Barranca haya dejado de firmar autógrafos. O por la que ha decidido desligarse de la vida que tuvo como beisbolista profesional. Eso solo lo sabe él. Esa respuesta solo está en su corazón. La respeto. Nunca sería capaz de juzgarlo.

Pero lo que sí diré es que Germán Barranca alcanzó lo que pocos mexicanos han logrado: jugar en Grandes Ligas. Eso implica talento, temple, tolerancia, persistencia. Esas son, precisamente, las cosas que nos hacen admirar a los mexicanos que llegan al mejor beisbol del mundo.

Quizás, algún día, Germán Barranca lea esto. El mexicano 37 en alcanzar las Grandes Ligas tiene muchas razones para sentirse orgulloso. Y seguramente lo está.

Arturo Arellano Silva

Written by Arturo Arellano Silva

Coleccionista de tarjetas y memorabilia. Médico de profesión. Especializado en la colección de autógrafos y memorabilia de todos los peloteros mexicanos que han jugado en Grandes Ligas.

Joakim Soria

Por qué Joakim Soria tira más duro a los 34 que a los 23 años

Andrés Muñoz

Los 10 mexicanos entre los 30 mejores prospectos de cada equipo en Grandes Ligas, según Baseball America