in ,

Entre los éxitos y las críticas: ¿Por qué Willie González no logra enamorar al aficionado sultán?

Willie González con el resto de la directiva de Sultanes celebrando el campeonato de 2018

Willie González, de Sultanes de Monterrey, es el directivo más exitoso del momento en la Liga Mexicana de Beisbol. Pocos pueden presumir más logros en los dos últimos años, mismo período que lleva fungiendo como vicepresidente de los Sultanes de Monterrey. Pero, por el otro lado, Willie González es también el directivo más polémico y provocador en esos mismos dos años, sobre todo, para los propios aficionados de los Sultanes de Monterrey.

La invitación abierta con un toque de ironía

La mañana del miércoles, el directivo posteó una invitación en redes sociales. Lo hizo en Facebook, en el grupo “Esto es Beisbol”, uno de los más activos puntos de discusión sobre los Sultanes. El mensaje es una invitación abierta para dialogar con ese sector de aficionados inconformes. Pero es también un mensaje que también está escrito con cierta dosis de ironía. Un mensaje que lleva mano izquierda y mano derecha.

“Estoy leyendo con mucha atención todos los mensajes de inconformidad por parte del público”, posteó Willie en el grupo de Facebook. “Es por eso que haremos una reunión con ustedes el próximo miércoles 20 de marzo a las 4 de la tarde en el Estadio de Béisbol Monterrey. Nosotros nos debemos al público, a los mejores aficionados de la LMB y ahora de la LMP.  Así que hablaremos de las cuatro series de Grandes Ligas que hemos traído para ustedes; de que el equipo llegó a las dos últimas finales; de cómo se remodeló el estadio y las nuevas áreas que tendrá; y de que somos los actuales Campeones de la LMB; y por último, de nuestro ingreso histórico a la LMP. Aún así, hay muchas personas que quieren manifestar sus inconformidades”.

El mensaje de Willie González en el grupo de Facebook “Esto es Beisbol”
El mensaje de Willie González en el grupo de Facebook “Esto es Beisbol”

El mensaje resume a la perfección la relación de Willie González con los aficionados de los Sultanes.

Pese a que en Monterrey se vive un furor por el beisbol, impulsado por la difusión y mercadotecnia que Willie y Multimedios han podido impulsar, las críticas no cesan.

Tampoco en lo deportivo han quedado a deber. Los Sultanes han llegado a las dos últimas finales, y en el segundo torneo de 2018 ganaron un título que se les había negado desde 2007.

¿Por qué no termina de haber química entre Willie y los aficionados sultanes?

La relación entre Willie y ese amplio sector de aficionado no termina de afianzarse.

Quizás sea por la estrecha relación que Willie González ha tenido con el futbol regiomontano, y que eso sea algo que no ha podido sacudirse.

O quizás sea también que esa personalidad provocadora que ha creado como narrador, comentarista y columnista de futbol se permea hasta su trabajo actual como directivo. Esa imagen de provocación y controversia, no hay duda, se ha trasladado al beisbol.

Pero son dos facetas distintas. El trabajo de Willie González como comentarista de futbol es uno; su trabajo como directivo de Sultanes de Monterrey ha sido otro. Son dos cosas distintas, pero al hablar de que es la misma persona la que las ejerce, parecen funciones inseparables. Todas las dianas terminan apuntándole al mismo blanco.

¿Cómo llegó Willie González a Sultanes?

Fue en febrero de 2017 cuando Pepe Maiz anunció que vendía la mitad de las acciones de los Sultanes de Monterrey a la empresa Multimedios.

Y la empresa nombró a Willie González como vicepresidente del equipo. Solo quedaba debajo de Pepe Maiz en el organigrama, quien seguía fungiendo como presidente. Antes de eso, Willie había trabajado como comentarista y narrador de futbol durante muchos años; además, encabezaba el área de deportes de la empresa.

El rol de Multimedios y de Willie fue creciendo en Sultanes. Pocos meses después de la venta del equipo, salió de la organización Roberto Magdaleno. Se iba la histórica mano derecha de Pepe Maiz, que durante 31 años trabajó en la organización. Magdaleno había perdido protagonismo, mientras que Willie y Multimedios iban tomando mayor mano en la operación del equipo.

La salida de Roberto Magdaleno contribuyó a que las críticas se acentuaran sobre el trabajo de Willie González. Un amplio sector de aficionados lo juzgaba de no saber de beisbol; eso contrastaba con la amplia experiencia de Magdaleno en el beisbol profesional.

Y en efecto, quizás Willie González no sabe de beisbol. Pero es indudable que como directivo, y con el respaldo de Multimedios, le ha inyectado dinamismo a los Sultanes. Bien se podría decir que Sultanes dio dos pasos al frente. Se convirtió en la organización más dinámica de la Liga Mexicana de Beisbol. Podría decirse también que ya superó a Toros de Tijuana, la organización que era puntera en ese renglón.

Willie González en su visita al estadio de los Tomateros de Culiacán
Willie González en su visita al estadio de los Tomateros de Culiacán

¿Quién es Multimedios?

Multimedios es la empresa que llegó a sumar todo su poderío mediático al equipo. Es la empresa de medios de comunicación más importante del noreste mexicano. Tienen canales de televisión que han ido expandiéndose con rapidez a señal abierta a nivel nacional en los últimos meses.

Es la empresa propietaria de Medio Tiempo, el portal deportivo de internet con más visitas en el país. Son dueños también del periódico Milenio y del suplemento deportivo La Afición. Han adquirido también equipos de la Liga Profesional de Baloncesto. Y en diciembre pasado anunciaron también la compra de los Bravos de León en la LMB. Pocas empresas de medios han crecido más en los últimos meses a nivel nacional.

La estrategia de difusión en los distintos medios de comunicación de Multimedios ha sido superior a lo que ocurría antes. La cobertura al beisbol mexicano en las páginas de La Afición, y en sus distintos canales de televisión se ha amplificado.

En CUARTO BAT difundimos una investigación sobre la estrategia que Multimedios había seguido en Twitter para amplificar la noticia de que Ramiro Peña llegaba a los Sultanes a comienzos de 2018.

Más de 30 influencers de Multimedios en redes sociales, entre los que se encontraban conductores, talento, y personajes de la empresa, postearon o retuitearon la publicación de que Ramiro llegaba a Sultanes. En total, sumando a todos los seguidores de estos influencers, el tuit habría llegado a 9.6 millones de seguidores. Un alcance que los equipos de LMB no tienen en Twitter, ni sumando a los seguidores de los 16 equipos.

Los logros de Willie González

Son numeroros los logros que Willie González y Multimedios pueden presumirle al beisbol mexicano. Pero, sobre todo, a sus propios aficionados.

El Estadio de Beisbol Monterrey, con la inversión multimillonaria de Multimedios, pasó por una extensa remodelación. Esa inversión lo colocó de nuevo entre los estadios más vanguardistas de todo el beisbol mexicano. Y le permitió cerrar el acuerdo para llevar cuatro series de Grandes Ligas a Monterrey, como el propio Willie lo hacía notar al grupo de Facebook.

En 2017, el primer año de gestión de Multimedios, los Sultanes llegaron a la Serie de Campeonato de la Zona Norte. En su segunda temporada, en el primer torneo corto de 2018 llegaron a la Serie Final; y en el segundo torneo, conquistaron el campeonato.

La organización pasa por uno de los mejores momentos de su historia. Con Willie González liderando la operación administrativa, la organización llena el estadio, ingresa dinero récord por taquilla, consumos y comercialización.

En el lado deportivo, con el propio Pepe Maiz como cabeza, Sultanes tiene uno de los mejores planteles del beisbol mexicano y ya ganó un título en esta nueva etapa.

Además de la modernización física del estadio, se renovó por completo la experiencia para quienes lo visitan. El ambiente es festivo y fresco, atrae nuevos aficionados. La comida y los consumos ampliaron su oferta. Las grandes entradas son la norma.

Las tradiciones de Sultanes: la raíz del descontento

Pareciera que hablamos de una organización de primer mundo. Pero aun con todo eso, Willie González no ha podido librarse de las críticas por parte de los mismos aficionados de los Sultanes.

Y es que, a lo largo de su historia, los Sultanes de Monterrey han sido una de las organizaciones que más se ciñen a las tradiciones y códigos del beisbol. Con Pepe Maiz al frente, los Sultanes eran un equipo que solo corrían riesgos mercadológicos si estos no chocaban con la tradición beisbolera.

En años anteriores, en el Estadio Monterrey se vivía un ambiente clásico, se respiraba tradición beisbolera. Era atractivo para el núcleo duro y tradicional de aficionados, pero no para masificar el beisbol.

La llegada de Willie González y Multimedios rompió con eso. Pero quizás, rompió de más. En algunos casos específicos, hasta se podría pensar que transgredió esos códigos.

Por ejemplo, los números inmortalizados de los peloteros más brillantes en la historia del club fueron retirados de la barda de los jardines. No se han vuelto a colocar. Ese es uno de los frentes que siguen abiertos en contra de Willie.

Otro renglón abierto en este momento, es que se les pretende cobrar el acceso a los dueños de los palcos vitalicios. Cuando se construyó el Estadio Monterrey, una de sus fuentes iniciales de financiamiento fue la preventa de esos palcos. Diversas personas adquirieron en cifras importantes el derecho a tener un palco en el estadio. Contribuyeron con eso a construir en su momento el inmueble. Y con eso también se ganaron el derecho a no tener que pagar ese excedente que ahora les piden que paguen.

En uno de los juegos de Grandes Ligas que recién se celebraron en Monterrey, fue el portero de Tigres, Nahuel Guzmán, el invitado a lanzar la primera bola. Había otros personajes, ex beisbolistas de Grandes Ligas, que podían tener mayores merecimientos. Y sin embargo, se invitó a un futbolista. En una afición con una tradición beisbolera tan arraigada como la de los Sultanes, ese tipo de decisiones son kriptonita pura.

Tradición contra pragmatismo

Con esas decisiones, Willie y Multimedios operan buscando una repercusión masiva. Ha quedado un tanto relegado ese núcleo duro y tradicionalista clásico de aficionados de los Sultanes. La organización actual busca convertir al equipo en un producto de consumo masivo para todo Monterrey, y con una proyección nacional.

Dentro de esta estrategia, Willie González ha decidido no darle tanta importancia a esos códigos de tradición beisbolera de Sultanes, o simplemente, no ha sabido darle esa importancia. Cierto, es probable que no sepa las tradiciones del beisbol, y que eso lo haya llevado a tomar algunas decisiones impopulares. 

Pero, por el otro lado, también debe reconocersele que desde los primeros días de su gestión ha tenido la apertura de realizar reuniones abiertas con aficionados. En esas reuniones le han expresado su inconformidad, y las ha atendido. Reuniones con aficionados, como la que Willie ha convocado para el próximo 20 de marzo.

Como directivo, Willie González ha demostrado ser pragmático. Su trabajo es el de hacer de Sultanes una organización sana financieramente, y ha operado para conseguirlo. Él mismo ha dicho que si le permitieran comercializar más cosas, lo haría. Y así es como Sultanes vive la bonanza económica actual.

En baso a ese parámetro, el saldo para Willie como operador de Sultanes es positivo, y por mucho. Los éxitos superan ampliamente a lo que pueda ser criticable.

Jugar en dos ligas es la prueba de fuego

No debe haber duda. Multimedios y Willie Gonzalez han armado una revolución en el beisbol mexicano. Por décadas prevaleció el equivalente a una Guerra Fría entre la Liga Mexicana de Beisbol y la Liga Mexicana del Pacífico.

Una liga era muy cuidadosa al buscar incorporar los territorios de la otra liga; hubo rivalidades entre directivos, y señalamientos ásperos de un lado para otro.

Había una hostilidad durmiente que no llegaba a más, porque pocos de sus directivos se atrevían a más. Quizás el único antecedente sería el de Juan Manuel Ley que llegó a operar equipos en ambas ligas al mismo tiempo. Pero esa Guerra Fría terminó con el arrojo de Multimedios, que se atrevió a llevar su marca Sultanes a participar en las dos ligas simultáneamente.

El que Sultanes de Monterrey vaya a participar en las dos ligas profesionales más importantes del beisbol mexicano, es el movimiento más audaz de Willie y Multimedios desde que llegaron al equipo.

Esa es la prueba de fuego. Era algo impensable en décadas pesadas, y hoy parece una realidad ver a una misma organización participar en LMB o LMP. Es una decisión audaz, pero arriesgada, que definirá el legado de Willie González como directivo. Sobre él recaerá el reconocimiento o la crítica.

Justamente, una decisión brillante en lo mercadológico, pero que rompe con el tradicionalismo del beisbol mexicano de la coexistencia pacífica entras las dos ligas. Puede ser una genialidad o un fracaso rotundo.

El gran paso para Willie González

Sin embargo, a Willie González también le ha faltado un paso fundamental para enamorar por completo a los aficionados de Sultanes. Y ese paso es el de valorar los códigos y tradiciones del beisbol. En el Rey de los Deportes, más que en ningún otro deporte, los símbolos pesan.

Para poder consolidar el legado que pudiera llegar a tener en Sultanes, Willie González debe rescatar ese tradicionalismo que ha caracterizado a Sultanes en el beisbol mexicano.

Impulsar el negocio, sí, y siempre. Ese es su trabajo. Masificar la marca Sultanes, sí, y siempre. Pero cuidando esa pequeña línea que un gran sector de aficionados sultanes quiere que no se cruce. Que se preserven los símbolos.

Si Willie González logra capturar esa inquietud, y tener sensibilidad a ella, se convertirá será el mejor directivo del beisbol mexicano. Sus resultados hasta ahora lo avalan.

Pero si no logra desarrollar esa sensibilidad, Willie González nunca podrá quitarse la injusta etiqueta de ser, simplemente y llanamente, el provocador que llegó del futbol.

Es solo un paso. Pequeño, pero significativo para los aficionados de los Sultanes de Monterrey. Toda revolución necesita del apoyo popular.

César González Gómez

Written by César González Gómez

Fundador y Director Editorial de CUARTO BAT. Investigador de los orígenes del beisbol en México.

Jorge Pasquel

Cuando la Liga Mexicana pagaba mejores salarios que Grandes Ligas

Parque Fray Nano

El Fray Nano, y el momento para que los Tigres vuelvan a ser capitalinos