Connect with us

Pasión

IQ Baseball y el primer curso de Sabermetría en México

Published

on

IQ Baseball y el primer curso de Sabermetría en México

El interés en México por estudiar la sabermetría, es decir, el análisis estadístico avanzado aplicado a beisbol, es cada vez mayor. Ya los equipos buscan implementar esas disciplinas en las oficinas, y los interesados buscan capacitarse cada vez más. Así es como recién se acaba de crear IQ Baseball, una entidad que probará con el primer curso de sabermetría en nuestro país.

El reconocido actor estadounidense, Brad Pitt, se encargó de personificar en el filme de 2011 llamado Moneyball a Billy Beane, el otrora famoso gerente general de los Atléticos de Oakland, quien a través de su pensamiento disruptivo comenzó a transformar el beisbol.

Fue ahí cuando nació la filosofía del Moneyball, la Sabermetría, basándose en tendencias y la interpretación de estadísticas que no solo medían el alcance y las potencialidades de un pelotero, sino de cuán bien podrían encajar, de acuerdo a su discreto presupuesto, en comparación con otras organizaciones, y con base en lo que los datos arrojaban, los Atléticos ensamblaron equipos sumamente entretenidos y competitivos apelando a este innovador método que se usa hasta nuestros días y no solo eso, sino que se va perfeccionando e incluso los puristas y conservadores admiten que el estudio de esta nueva ciencia beisbolera otorga ventajas sobre los rivales y se pueden explotar las fortalezas de los recursos propios, sin que necesariamente sean como el motor de un Porsche.

Roberto Espinoza, periodista deportivo especializado en beisbol, y quien durante la campaña de 2017 fungió como el director de prensa de la organización de los Bravos de León, tuvo la idea de fundar IQ Baseball, una entidad que tiene como finalidad tocar las distintas aristas gerenciales del deporte rey y acercarlo a los sectores interesados y que intervienen con el beisbol en México.

El 20 de noviembre próximo, IQ Baseball ofrecerá su primer evento: un curso de Sabermetría. Será impartido por el experto en la materia, Tadeo Varela, quien trabaja para los Toros de Tijuana y cuyos aportes sumaron a la causa que derivó en un campeonato para los astados fronterizos.

“La idea de crear el taller de Sabermetría surge de mi propio interés por conocer más del tema. La Sabermetría desde hace tiempo se aplica en el beisbol de MLB, pero poco a poco se vuelve un tema recurrente en la pelota de nuestro país, y son muy pocos los que realmente le entienden y la aplican”, comentó Roberto a CUARTO BAT.

Y a decir de Roberto Espinoza, este es apenas el comienzo para IQ Baseball, pues el plan se expande en el futuro inmediato y a mediano plazo, a la organización de eventos, talleres y conferencia que puedan ser de utilidad para sumergir aún más en el beisbol a los aficionados o atraer nuevos adeptos mostrándoles las entrañas de este deporte.

“Con IQ Baseball planeo organizar cursos, talleres y eventos relacionados con todo lo que tenga que ver con el beisbol fuera del terreno, y así gente inmersa en la industria y los fanáticos puedan aprender y empaparse de más conocimientos para entender este maravilloso deporte”, agregó Roberto. “Próximamente (diciembre) organizaré un taller de Operaciones de Beisbol, con una persona que trabaja en los Diamondbacks de Arizona, en el que los interesados podrán conocer más a fondo la forma de hacer contratos de los peloteros, reglas internacionales, manejo de rosters, entre otras cosas”.

Apenas hace unos días el nuevo mandamás de la LMB, Javier Salinas, organizó en León el Summit de Innovación de la Liga Mexicana, un evento privado que pretendía adentrar a los agremiados del circuito, como propietarios, presidentes de clubes, gerentes y demás staff administrativo, a la Gestión Deportiva avanzada, con conferencistas y ponentes que ayudarían a los miembros de los clubes a agrandar su panorama en lo que a conocimientos del manejo de una entidad deportiva se refiere.

“La idea de IQ Baseball es llevar estos talleres a toda la República Mexicana, por lo que quien esté interesado en más información para contratar las charlas para su ciudad, se puede comunicar conmigo al 2221401473 o a mi correo beisbolpuro@hotmail.com”, remata Roberto, cuyo curso se impartirá en las instalaciones de Caldewell Banker Prime en la Colonia Condesa, en la Ciudad de México.

IQ Baseball y el primer curso de Sabermetría en México

IQ Baseball y el primer curso de Sabermetría en México

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pasión

“Casa Llena, Bola Roja”: El libro beisbolero de la dignidad

Published

on

Abulón Hernández

Era julio -paradójicamente- y caminando por las calles de la Colonia Roma de la Ciudad de México me fue inevitable ingresar a una de esas librerías que esconden, entre polvo y un inigualable aroma a papel percudido, pequeños tesoros que claman por un par de ojos que los regresen a la luz.

Dentro de ese lugar me llamó la atención un pequeño librito color amarillo de edición barata que se escondía, temeroso de ser descubierto por las manos equivocadas, entre dos voluminosos ejemplares: uno gris del que se podía leer el título “Vivir y Morir Jugando Beisbol” y, por el otro lado un texto de pasta dura color negro con naranja que rezaba desde su lomo “Los Fabulosos Tigres”. Vaya paradoja.

Ese librito pequeño era el tesoro escondido de esa pequeña librería; era una de las pocas copias que distribuyó la editorial “Información Obrera-Legga” del texto de Benito Terrazas titulado Casa llena, bola roja: La lucha de los peloteros de la ANABE. Como todos los golpes de suerte, llegan sin pensarlo. Invertí, literalmente, tres monedas de cobre y níquel color amarillo y no dejé ir esa llamada de la fortuna.

Portada del libro "Casa llena, Bola Roja: La Lucha de los peloteros de la ANABE"

Portada del libro “Casa llena, Bola Roja: La Lucha de los peloteros de la ANABE”

No pude leer mucho al momento de abrirlo, pero la primera frase me cautivó. “Forfeit”, abre Terrazas así su texto, “fue el grito que se le escuchó al umpire Lobo Sáez.” Al leer eso una extraña sensación se apoderó de mi mente. Viajé en el espacio a dos kilómetros de distancia de la librería, pero casi 40 años en el tiempo al primero de julio de 1980: el día, uno de esos escasos días en la historia del deporte, en el que gritó con gran fuerza la dignidad. El día que la ANABE se declaró en huelga.

Huelga de peloteros de la ANABE

Huelga de peloteros de la ANABE

Quizás por romántico, más bien ridículo, creí que el lugar indicado para seguir mi lectura tenía que ser sorbiendo un café en la esquina de Cuauhtémoc y Obrero Mundial, el sitio exacto donde estuvo el Parque Deportivo del Seguro Social, a unos metros del pentágono donde se gritó aquel forfeit. Caminé esos dos kilómetros que ya había recorrido mi mente previamente y me dispuse a leer.

El relato de Terrazas inicia en ese lugar, en esa serie, en ese partido que nunca se jugó pero que se recuerda para siempre: el Diablos-Tigres, cuando el equipo rojo se negó a saltar al diamante en respuesta al despido injustificado de Vicente Peralta en manos de su homónimo de apellido, aunque de distinto nombre -quizás funesto en palabras de Terrazas-: Alejo Peralta.

En el primer capítulo del libro, Terrazas relata la historia del magnate, aquel villano que exclamaba no hablar con animales. El autor nos lleva por la historia de Alejo Peralta: los negocios de IUSA, la estafeta que tomó de Jorge Pasquel y cómo ese hombre se había convertido en amo y señor del juego hasta que ese primero de julio de 1980 hubo algo más fuerte que su poder como mandamás de la Liga Mexicana de Beisbol: la dignidad de los peloteros.

Después, Benito Terrazas reproduce el discurso que Ramón Hernández “Abulón” y un grupo de peloteros como René Chávez y Alfonso Jiménez, compartieron con el Presidente de la República de aquel momento, José López Portillo. En él, denunciaban todas las vejaciones y faltas de respeto de las que los peloteros eran víctimas: viajes agotadores sin comodidad, tratos indignos al momento de ser cambiados, ser literalmente desechados cuando ya no son útiles. Es una narración sensible que nos muestra la vida real del pelotero de entonces (y, quizás, de muchos peloteros actualmente).

En las páginas siguientes, Terrazas narra la historia del beisbol en México poniendo especial cuidado en los dueños del negocio. Desfilan nombres como Ernesto Carmona, Homobono Márquez, Jorge Pasquel que crearon la industria del beisbol e hicieron de él un negocio y que coincidían en algo: el trato indigno al pelotero. En medio de estos hombres, relata el autor, hubo jugadores que quisieron levantar su voz pero fueron maniatados. En 1962 se buscó hacer una mutualidad de peloteros para crear un seguro de gastos médicos para los peloteros y un fondo para el retiro. Tal mutualidad fracasó; sin embargo, nos heredó dos nombres que fungían como secretarios de esa mutualidad: José Guerrero apodado “Zacatillo” y José Luis “Chito” García quién de mutualista pasó a mano derecha de Alejo Peralta. Es, según Terrazas, la viva imagen de la traición al pelotero.

Con maestría, el caso de Chito García le funciona como introducción a Terrazas para hablar de José Peña, Héctor Espino, Ramón Arano y la ASOBEPRO, la mutual de peloteros creada por Alejo Peralta que pretendía ser el sindicato único de peloteros el cual, obviamente, estaría al servicio del magnate. Otra historia de traición, en la que pareciera que otra vez pudo más el poder que la dignidad.

Contra portada de "Casa Llena, Bola Roja: La Lucha de los Peloteros de la ANABE"

Contra portada de “Casa Llena, Bola Roja: La Lucha de los Peloteros de la ANABE”

Sin embargo, la dignidad de la ANABE siguió en pie de lucha y nuestro autor nos regala los relatos desde dentro, las cruentas batallas legales entre la ANABE, la ASOBEPRO y las Ligas Mexicanas de Verano y Pacífico. Esos relatos no es prudente reproducirlos, es pertinente leerlos. La narración nos lleva desde la decepción por la traición de los peloteros emblemáticos, al orgullo de ver a la ANABE levantarse una y otra vez, a pesar de todo.

Esta historia no tuvo el final esperado: los anabistas crearon una liga que se murió, en gran parte, por las manos “amigas” que prometieron ayuda y que terminaron por servirse de la liga para sus intereses propios.

A pesar de ello, el libro sí tiene un final feliz. En 1984 los anabistas volvieron al Parque del Seguro Social a jugar, eran los mismos nombres que habían levantado de sus asientos a los fanáticos con sus increíbles lances o pegando enormes cuadrangulares. No obstante, esos grandes ídolos de ayer ya no eran los mismos hombres, ahora eran seres humanos con dignidad, ahora sus juegos eran transmitidos, dice Terrazas haciendo gala de algún artilugio poético, por la estación X-A N A B E… Radio DIGNIDAD.

Continue Reading

Pasión

Las 7 cosas que debes saber de LMBFans.com.mx

Published

on

LMB Hubs

Desde antes del inicio de las temporadas 2018 de la Liga Mexicana de Beisbol, su presidente, Javier Salinas, había anunciado una serie de innovaciones para que la LMB tuviera una mayor resonancia e impacto con relación a otros años y para competir con otros deportes en términos de audiencia.

Una de esas innovaciones fue trabajar de la mano con la empresa Flowics para reforzar la presencia de la liga, sus 16 equipos y los aproximadamente 400 jugadores que integran los rosters del circuito, en lo que a redes sociales se refiere. Este es un listado de las siete cosas que debes saber sobre esta iniciativa que se ha denominado Hubs Sociales de la LMB.

 

El sitio para fans de la Liga Mexicana de Beisbol

El sitio para fans de la Liga Mexicana de Beisbol

 

1. Flowics es una empresa que se creó en 2012 “con la misión de conectar mejor a las marcas con sus audiencias bajo la fuerte creencia de que las Redes Sociales acercan a los mundos”, de acuerdo con su propia visión en su sitio web. Esta empresa tiene siete oficinas globales en cuatro continentes, una de ellas está ubicada en la Ciudad de México.

2. Aunque la empresa Flowics no está necesariamente ligada a las marcas deportivas, sí trabaja con un grupo de empresas a nivel mundial como La Liga de futbol profesional de España, con el FC Barcelona, o la Federación Francesa de Tenis. Y señalan que son una plataforma de marketing digital para las organizaciones deportivas y que las ayudan a amplificar, monetizar y capitalizar el contenido que se genera para los aficionados.



 

Otros socios con los que trabaja la marca Flowics

Otros socios con los que trabaja la marca Flowics

 

3. Específicamente hablando de la alianza con la LMB, Flowics creó el sitio lmbfans.com.mx en el cual puedes revisar qué es lo que está generando tu equipo en cuanto a contenidos en las redes sociales (YouTube, Twitter, Instagram o Facebook) desde sus propias cuentas. Esta actividad se actualiza en tiempo real.

4. Puedes desde la página de inicio, por si no es tu caso, seguir en Twitter a tu equipo LMB favorito, e incluso lanzar un tuit donde abiertamente manifiestes tu apoyo a ese club, al dar click en el botón ‘apoya’ están enviando un tuit en el que le informas a todo el mundo que tu simpatía es por tal o cual equipo y así se va generando un ranking de popularidad en apoyo en las redes sociales.

 

Acereros de Monclova

Acereros de Monclova

 

5. Puedes conectar con tus jugadores favoritos de dos formas. En la página de tu equipo favorito hay una sección donde se van actualizando las publicaciones en redes sociales de los peloteros de ese equipo. Pero también, a través de un directorio de peloteros donde aparecen sus identificadores de redes sociales, puedes conectar con ellos, y saber en tiempo real lo que están compartiendo en sus cuentas de Twitter e Instagram para estar cerca de ellos y ver qué es lo que viven en su día a día.

6. Se crearon hashtags (etiquetas) especiales para conectar con cada equipo y unificar las conversaciones en las redes sociales y el listado de cada HT es:

Acereros de Monclova #MásAcereros

Algodoneros Unión Laguna #LaUniónSomosTodos

Bravos de León #MásBravosQueNunca

Diablos Rojos del México #NaciónEscarlata

Generales de Durango #SomosTodosGenerles

Guerreros de Oaxaca #SomosGuerreros

Leones de Yucatán #Rugiabono

Olmecas de Tabasco #SomosOlmecas

Pericos de Puebla #TenemosPericos

Piratas de Campeche #TodosSomosPiratas

Rieleros de Aguascalientes #ElEquipoEresTú

Saraperos de Saltillo #SomosSarape

Sultanes de Monterrey #TodosSomosSultanes

Tecolotes Dos Laredos #TecosNation

Tigres de Quintana Roo #TigresPorTi

Toros de Tijuana #TorosImponentes



 

Hilo en redes sociales de los Leones de Yucatán

Hilo en redes sociales de los Leones de Yucatán

 

7. Esta plataforma es de libre acceso, no tienes que crear una cuenta para darte de alta o ligar alguna cuenta de tus otras redes sociales como Google, Twitter o Facebook para interactuar con otros aficionados o utilizar la plataforma.

 

Continue Reading

Pasión

AMLO y Meade sostienen “duelo beisbolero” en Twitter

Published

on

José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador, los aficionados al beisbol

Las campañas de los aspirantes a la Presidencia de la República se pusieron muy beisboleras. Esta semana se han dado varias alusiones al beisbol en las redes sociales, tanto de Andrés Manuel López Obrador, como de José Antonio Meade.

López Obrador se tomó un respiro en su campaña para tomarse unos días de descanso, y se desplazó a la población de Palenque, Chiapas. Al mediodía del martes, el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, que encabeza el partido Morena, publicó un video en su cuenta de Twitter, donde asegura que se reportó al entrenamiento de las Guacamayas y muestra sus dotes para levantar roletazos en la primera base. “Me estoy preparando para la campaña presidencial y para la próxima temporada de beisbol. Vamos a ganar por ‘blanqueada’ y a la ofensiva, batearemos jonrón con casa llena”.

Cabe mencionar que las Guacamayas de Palenque es un equipo profesional que juega en la Liga Tabasqueña, y que suele ser equipo de desarrollo para jóvenes pertenecientes a equipos de Liga Mexicana, principalmente de la región sureste. El presidente de las Guacamayas, es Pio López Obrador, hermano del candidato presidencial.

José Antonio Meade, el candidato de la coalición “Todos por México”, que encabeza el PRI, le respondió la mañana del miércoles por la misma red social.

“Ya que hablamos en términos beisbolísticos, me temo que uno está en tres bolas y dos strikes y, el otro, será ponchado en su tercer y último turno al bat. , estoy listo para conectar un home run”, tuiteó Meade.

Este miércoles al mediodía, Andrés Manuel López Obrador volvió a publicar alusiones beisboleras en su Twitter. Y lo hizo mediante un video, luciendo una gorra de los Olmecas de Tabasco, en donde presume su “pejemoña”, el lanzamiento con el que asegura que ponchará a Donald Trump.

Cabe mencionar que ambos candidatos son grandes aficionados al beisbol. Andrés Manuel López Obrador ha abordado el tema del beisbol en sus redes sociales en diversas ocasiones, y es un jugador habitual. José Antonio Meade, por su parte, también ha disputado partidos de beisbol a nivel aficionado en diversas ocasiones, representando a los Haciendarios en contra de los Legisladores, y en varios lugares que ha visitado ha aceptado ponerse la franela del equipo local, como en el caso de Tomateros y Diablos Rojos.

Aquí algunas muestras de ambos candidatos jugando beisbol:

Andres Manuel López Obrador jugando beisbol

 

José Antoio Meade jugando beisbol

 

Andres Manuel López Obrador jugando beisbol

 

José Antoio Meade jugando beisbol

 

Andres Manuel López Obrador jugando beisbol

 

José Antoio Meade jugando beisbol

Continue Reading

Pasión

¿Quiénes fueron los primeros peloteros mexicanos en aparecer en un videojuego?

Published

on

Beto Ávila contra Enrique Romo en el Computer Baseball

¿Quién fue el primer deportista mexicano en aparecer con su nombre en un videojuego? Bueno, todo parece indicar que fue un beisbolista, pero si tu respuesta fue Fernando Valenzuela, permíteme decirte que respondiste igual que yo, cuando me hicieron esta pregunta. E igual que yo, has dado una respuesta equivocada. Los primeros fueron Beto Ávila y Enrique Romo.

Veamos, la pregunta es videojuego en general, lo cual abarca además de las consolas (como Atari 2600 o NES) a las computadoras personales, como la Commodore 64, cualquiera MSX o Apple II. Esta última tiene el honor de tener el primer videojuego donde aparecen los nombres de beisbolistas mexicanos.

El juego en cuestión se llama Computer Baseball, creado por la compañía Strategic Simulations Inc., en 1981 para el ordenador Apple II. El juego consiste en tomar el rol de mánager y decidir el lineup inicial, cómo van a desempeñarse los corredores, cuándo mandar un robo o cambiar de pitcher. Puedes elegir entre varios equipos que participaron en Series Mundiales de antaño.

Selección de equipos en Computer Baseball

Selección de equipos en Computer Baseball

Este es el listado de equipos, y de inmediato te serán familiares dos de ellos. Al ser en 1981, todavía no se disputaba la Serie Mundial de ese año y por ende, ni Valenzuela con Dodgers, ni Aurelio Rodríguez con Yankees, aparecen. Yo cuestiono bastante la selección de equipos, hubiera incluido a alguno de los Oakland Athletics de los 70 (en particular 1973) o los Milwaukee Braves con todo y Hank Aaron.

Beto Ávila con los Indios de Cleveland en Computer Baseball

Beto Ávila con los Indios de Cleveland en Computer Baseball

El primer equipo en cuestión es el de los Indios de Cleveland de 1954, donde militó el gran pelotero veracruzano Roberto “Beto” Ávila. La derrota de ese equipo ante los Gigantes de Nueva York está catalogada como una de las grandes sorpresas en la historia de las Series Mundiales. Beto Ávila llegó a ganar el campeonato de bateo de ese año, superando al legendario Ted Williams. Como dato curioso, en esa Serie Mundial se enfrentaron los dos campeones de bateo, ya que Willie Mays, de los Gigantes, ganó ese cetro en el viejo circuito. Esta situación no se volvería a repetir hasta 2012.

El oriundo del puerto de Veracruz, llegó a la gran carpa en 1949 a la organización de Cleveland, donde fue su indiscutible segunda base titular hasta 1958. En 1959 participó en 3 equipos antes de regresar a México donde tras la campaña de 1960 se retira como jugador activo. Fue el primer mexicano en aparecer en el Clásico de Otoño como jugador. Falleció en 2004.

Enrique Romo con los Piratas de Pittsburgh en el juego Computer Baseball

Enrique Romo con los Piratas de Pittsburgh en el juego Computer Baseball

El otro equipo que probablemente captó tu atención es el de Pittsburgh Pirates de 1979. La Serie Mundial que disputaron contra Baltimore Orioles en ese año fue relativamente buena (dicen los que saben, yo no la vi), y en el bullpen del equipo campeón, cumpliendo con la función de preparador para el cerrador Ken Tekulve, estaba el oriundo de Santa Rosalia, Baja California Sur, Enrique Romo.

Romo es recordado como pitcher dominador y temperamental con grandes años con los Charros de Jalisco y Diablos Rojos del México en la Liga Mexicana de Beisbol y con Guaymas, Mazatlán y Obregón en la Liga Mexicana del Pacífico. Llegó a los Marineros de Seattle en 1977 y pasó a Pittsburgh dos años más tarde en un cambio que involucró al también mexicano Mario Mendoza. En circunstancias poco claras y en un misterio que él mismo nunca ha querido revelar, deja el equipo de Pittsburgh antes de la temporada de 1983 y participó con los Mineros de Sabinas en la Liga ANABE en 1983 y 1984.

Si uno se pone a experimentar con este juego, podrá enfrentar a los Indios de Beto Ávila contra los Piratas de Enrique Romo.

Beto Ávila contra Enrique Romo en el Computer Baseball

Beto Ávila contra Enrique Romo en el Computer Baseball

Cari lectori, si te sirve de consuelo: si la pregunta hubiera sido el primero en una consola de videojuegos, entonces sí, la respuesta de Fernando Valenzuela es correcta, porque el “Toro” apareció, con el nombre de “Vlnzla” en el juego R.B.I. Baseball para la consola Nintendo Entertainment System en 1987.

Y si te interesa conocer más detalles del juego Computer Baseball en sí, puedes ver en este enlance: http://estadioretro.online/videojuegos/computer-baseball-apple-ii/ .

Continue Reading

Pasión

Los últimos vestigios del Parque Deportivo del Seguro Social

Published

on

Lo que por 72 años fue un home plate, hoy es una isleta que ofrece helado de yogurth sin grasa marca Moyo. Lo atiende una jovencita que probablemente ni siquiera llegue a los 20 años de edad, ajena totalmente a que hoy, ella pisa el mismo lugar donde hace años se pararon a batear Babe Ruth, Ted Williams, Josh Gibson y Mickey Mantle. Una luz, casi celestial, se interna por el techo de cristal desde cuatro pisos más arriba, como marcando las cajas de bateo.

Quien camine unos pasos, entrará por un pasillo que está flanqueado por el restaurante de postres Crepes & Waffles de un lado, y por el otro lado el Moshi Moshi, de comida japonesa. El mismo pasillo que tantas veces debió haber recorrido Cananea Reyes, el Pelón Mágico, cada que vez que iba a cambiar su lanzador, para luego regresar por ese mismo camino, hasta volver a sentarse en su dugout, ahí a la puerta de Liverpool, donde un guardia de seguridad apaciblemente ve pasar la vida frente a sus ojos. Su tranquilidad contrasta con la hiperactividad que seguramente tuvo Cananea en ese mismo sitio, con aquella mente y aquella calva pensando el beisbol a mil por hora.

El lugar en el centro comercial Parque Delta donde alguna vez estuvo el home plate del Parque del Seguro Social

El lugar en el centro comercial Parque Delta donde alguna vez estuvo el home plate del Parque del Seguro Social

Cada visita al centro comercial Parque Delta, a buscar los vestigios de los viejos recintos beisboleros que ahí tuvieron sus aposentos, es una diversión que cada vez entrega menos recompensas. Antes de Soriana, Chilis y Office Depot, ahi se forjaron leyendas, primero en el Parque Delta y luego en el Parque Deportivo del Seguro Social. Sin embargo, este mundo que gira ansioso, no se ha detenido a esperar por el pasado. Piedra sobre piedra, el beisbol se sepulta cada día más abajo, mientras arriba, tienda sobre tienda, el centro comercial crece cada día más, y con cada renovación, algo más pierde la pelota que ahí mismo lo perdió casi todo.

Si uno sigue caminando, se encontrará uno de los pocos vestigios de lo que ahí ocurrió desde 1928 cuando se construyó el Parque Delta. Entrar al restaurante Toks es internarse en las paradas cortas del viejo diamante, ahí donde reinó el guante de Ray Dandridge; ahí donde el beisbol mexicano le dio una lección al mundo gritándole a todo pulmón que todos los seres humanos somos iguales, sin importar de qué color seamos.

Y casi en reconocimiento a esa gesta, Toks le ha dedicado una pared al beisbol. Seis camisolas y una chamarra de distintas épocas de los Diablos Rojos del México lucen enmarcadas en esa pared. Entre ellas, la franela ya amarillenta de mangas rojas con la leyenda México en letras góticas, como aquella que utilizaba el gran Dandridge en el viejo Parque Delta en los años 40, cuando era amo y señor de esas polvaredas.

El jersey del México de los años 40 en la pared de Toks

El jersey del México de los años 40 en la pared de Toks

El alma del recién fallecido Ramón “Diablo” Montoya se asoma en el tercer piso de Liverpool, unos niveles por encima de donde el Diablo corría el temerario callejón entre el jardín izquierdo y central del viejo Parque Deportivo del Seguro Social. Los mismos terrenos que pisó Matías Carrillo, un suelo lleno de épica.

En ese mismo suelo, hoy se lidian otro tipo de dramas. Es el área de atención a cliente de Liverpool, y desde la construcción de la tienda, se colocó una loseta que recuerda que ahí estuvo el Parque Delta y que en ese mismo terreno jugaron los Tigres capitalinos y los Diablos Rojos del México.

Ahí postrados en el suelo, los colores grisáceos de la loseta se desgastan ante el incesante tránsito de personas impacientes que buscan devolver una prenda, presentar una queja o dirimir cualquier asunto. La mayoría de esas personas ni siquiera saben que eso está ahí. Y un día dejará de estar, y tampoco nadie se dará cuenta.

Loseta en recuerdo del Parque Delta en el tercer nivel de Liverpool

Loseta en recuerdo del Parque Delta en el tercer nivel de Liverpool

Al área de atención a cliente de Liverpool y la loseta conmemorativa

Al área de atención a cliente de Liverpool y la loseta conmemorativa

Por el otro callejón, el de la antigua convergencia entre el jardín derecho y el central, nos internamos al restaurant de Sanborns. Cuatro fotografías enormes adornan el lugar. Resaltan una foto aérea del Parque Deportivo del Seguro Social y otra panorámica tomada desde las tribunas del Parque Delta.

Otra fotografía, también enmarcada a gran tamaño muestra una apretada jugada en home. Nada inspira más euforia en un partido de beisbol que una jugada cerrada en el plato, la que levanta al público de sus asientos. Aquellos gritos de finales de los 30 llegaron antes que todo. Antes del Viaducto, antes de las casas, antes del metro, antes que cualquier cosa, el Parque Delta ya estaba ahí, con su pasión, su euforia y sus gritos.

Hoy, todo aquello apenas logra ser contenido por el instante de una fotografía. De todo aquello, solo quedó un instante, una fracción de segundo.

El restaurante de Sanborns con fotografías de los viejos estadios en las paredes

El restaurante de Sanborns con fotografías de los viejos estadios en las paredes

Acción en el viejo Parque Delta

Acción en el viejo Parque Delta

Poco a poco, el beisbol se ha ido muriendo en el centro comercial. Aquellas decenas de fotos de peloteros leyendas que rodeaban las columnas y los techos en el área de comidas, fueron quitándose de a poco y con una lentitud cruel, hasta desaparecer totalmente con la última ampliación del centro comercial. El área de comidas se movió al piso superior, ya sin ningún recordatorio del beisbol.

La ya desaparecida área vieja de comidas en el centro comercial Parque Delta

La ya desaparecida área vieja de comidas en el centro comercial Parque Delta

Los sótanos del estacionamiento por años lucieron alusiones beisboleras en su señalética. Las distintas zonas de estacionamiento estaban delimitadas por guantes, caretas, pelotas y un número, para la facil localización del automóvil. El dibujo del implemento beisbolero y su respectivo número aparecían en cada una de las columnas de los sótanos. También desaparecieron, unos años antes de la ampliación de 2015 y 2016. En su lugar, y sin ningún tipo de encanto, se dibujó un círculo con una letra, un número y se le pintó de algún color identificable.

Sótanos de estacionamiento de Parque Delta

Sótanos de estacionamiento de Parque Delta

Fuera del centro comercial, si uno camina por Obrero Mundial o Xochicalco, la sensación es la misma. Por años, cualquier persona que caminara por Obrero Mundial a unas tres cuadras de donde tantos años vibró el beisbol, identificaba un gran poster beisbolero que adornaba una pared en la sala de espera de un consultorio dental. Era una escena de Grandes Ligas, pero servía como mudo testimonio del que en su momento fue el barrio más beisbolero de la ciudad. Desde hace unos meses, ese poster ya tampoco está.

La confluencia de las colonias Narvarte, Del Valle y Roma eran territorio del beisbol. Si uno se aventura por el tianguis que se instala cada domingo sobre Obrero Mundial, y que corre desde Amores hasta Monterrey, encontrará de vez en cuando a las personas que respiraban el beisbol en la zona. Vecinos por décadas del Parque del Seguro Social salen cada domingo con algún jersey o gorra beisbolero a reclamar su lugar, su espacio.

Si uno sigue caminando sobre Obrero Mundial vistiendo alguna camisola de Liga Mexicana no faltará el caballero que sonría con un guiño cómplice: el de alguien con quien se comparte un secreto.

Cada domingo, esos caballeros beisboleros se vuelven más canosos, más arrugados y más encorvados. Este mismo mundo que tan ansioso le hizo girar el tiempo al Parque del Seguro, no se ha detenido a esperar a nadie. La nostalgia nos hace viejos.

Continue Reading

A Fondo

Advertisement

Opinión

Mexicanos en Grandes Ligas

Advertisement

Lo más caballón