Connect with us

Mexicanos en Grandes Ligas

La mejor postemporada de un bateador mexicano: La serie que Vinny Castilla aterrorizó a Maddux y Smoltz

Published

on

Pocos mexicanos han tenido el privilegio de jugar una postemporada en Grandes Ligas y brillar en ella. Por eso la postemporada de 1995, la primera que jugó Vinicio Castilla, sigue siendo inolvidable en la mente de los aficionados mexicanos.

Y es que en aquella Serie Divisional de la Liga Nacional se enfrentaron dos equipos memorables. Por un lado los Rockies de Colorado con aquella generación de cañoneros bautizada como los Bombarderos de la Calle Blake; y por el otro, los Bravos de Atlanta y su inolvidable rotación compuesta por Greg Maddux, Tom Glavine y John Smoltz.

Vinny Castilla era una parte medular del orden al bat, luego de una temporada regular en que había disparado 32 jonrones y remolcado 90 carreras. Y llegaba a aquella Serie Divisional dispuesto a hacer historia con los Rockies y sin temor a enfrentarse a una de las mejores rotaciones de pitcheo de la historia.

El primer partido de la serie fue en el Coors Field, casa de los Rockies, quienes se enfrentaban a Greg Maddux que venía de tener una temporada brutal con 19 ganados y solo 2 perdidos, con un minúsculo 1.63 de efectividad. Lo más notable es que Maddux era un artista del control luego de conceder solo 23 bases por bolas contra 181 ponches. Uno de los mejores lanzadores de la historia, en la cúspide de su carrera. Ese año, Maddux ganaría su cuarto premio Cy Young en forma consecutiva.

La cosa no empezó bien para Vinny Castilla, quien en la parte baja del segundo episodio fue obligado por Greg Maddux a roletear para doble play, luego de que Ellis Burks diera un sencillo, y con ello terminar el inning.

El oaxaqueño volvería a enfrentarse a Maddux en la parte baja del cuarto episodio, en medio de un ataque de los Rockies, cuando el partido estaba 1 a 0 en favor de Atlanta. Larry Walker le había negociado una complicada base por bolas a Maddux, y se fue hasta tercera base tras un sencillo de Andres Galarraga. Ellis Burks elevó de sacrificio al jardin derecho y Walker anotó la carrera del empate. Fue entonces que Vinny Castilla se plantó en la caja de bateo con Andrés Galarraga a bordo para enfrentarse a Maddux.

Nunca en su carrera Vinny Castilla había mostrado el más mínimo temor por Maddux. Le bateaba para .351 en 57 turnos. El primer lanzamiento de Maddux fue un slider hacia afuera que fue abanicado por el mexicano, y luego Maddux intentó tirar otro slider que, sin acción, se quedó arriba y fue prendido por Vinny. El sonido fue seco, y desde que salió la bola del bate, Vinny parecía saber que esa pelota no tendría regreso. El batazo voló por todo el jardín central a 415 pies del home. Un cuadrangular de dos carreras, el primero en su carrera en postemporada, que ponía a los Rockies arriba en el marcador 3 a 1.

El tercer enfrentamiento de Vinny contra Maddux en aquel primer juego llegó en la parte baja del séptimo inning y con el marcador empatado a tres carreras. Con una bola y un strike en la cuenta, Vinny prendió una curva que se le quedó a Maddux por el centro y la mandó de forma violenta hacia el jardín izquierdo cargado al central y la pelota fue a dar contra la barda tras un par de botes. Vinny llegó parado a la segunda base con un doblete, su segundo extrabase de la noche. Saldría del partido para darle paso a un corredor emergente. Sin embargo, los Rockies no lograrían anotar. Y de hecho, los Rockies perderían el juego 5 a 4.

En el segundo juego, Vinny Castilla se enfrentó al zurdo Tom Glavine, otro hueso muy duro de roer, que venía de una campaña de 16 triunfos y 7 derrotas, con 3.08 de efectividad. Ese año Glavine, terminaría tercero en la votación para el premio Cy Young.

Glavine dominó a Vinny, quien no le pudo hacer daño en cuatro apariciones al plato. Lo más que Vinny pudo sacarle fue un golpe, y un elevado profundo al jardín izquierdo. Pese a que fue un partido apretado, los Bravos se llevaron al triunfo gracias a un rally de 4 carreras en el último inning, explotando el defectuoso bullpen de Colorado.

Para el juego 3, la serie se trasladaba al viejo Estadio del Condado de Fulton, con los Bravos arriba en la serie dos juegos a cero.

Vinny se enfrentaría a otro de los leones de los Bravos, John Smoltz, que en la temporada regular había sumado 12 triunfos, 7 derrotas y una efectividad de 3.18. Y en los primeros dos turnos, Smoltz logró dominar a Vinny con un ponche y un elevado de foul al catcher.

Pero en su tercer turno, en la parte alta del sexto inning y con el marcador empatado a 3, Vinny le prendió el segundo lanzamiento a Smoltz y lo mandó a volar por todo el callejón de izquierdo y central para poner la pelota del otro lado. El mexicano se llevó por delante a Dante Bichette, que se había embasado con sencillo. Vinny ponía a los Rockies arriba en el marcador 5 a 3, y con ese batazo, el oaxaqueño explotó a Smoltz del partido.

Vinny elevaría al campocorto en la parte alta del noveno inning, en una tanda que se fue en blanco para los Rockies. Y sin embargo, otra vez, el pitcheo de Colorado en el último inning resultó fatídico. Un sencillo de Luis Polonia remolcó a Ryan Klesko con la carrera del empate para los Bravos y mandar el partido a extrainnings.

Los Rockies volvieron a atacar en la alta de la décima. Dante Bichette dio doblete, y Larry Walker recibió base intencional. Vino Andrés Galarraga y con un sencillo al jardín izquierdo remolcó a Bichette, avanzando a Larry Walker a tercera. Y entonces vino nuevamente Vinny Castilla, quien con un sencillo a la banda contraria, remolcó a Larry Walker al plato para marcar la ventaja definitiva de 7 a 5, para que los Rockies ganaran el Juego 3.

Para el Juego 4, Vinny y los Rockies se enfrentarían nuevamente a Greg Maddux, y Castilla tendría el mejor juego de la serie. En sus primeros tres turnos, Vinny conectó tres sencillos idénticos, todos hacia la banda contraria: el jardín derecho.

Y luego vino en el sexto episodio para catigar a Maddux con dos outs. “El Profesor” había ponchado sin tirarle a Larry Walker y a Andrés Galarraga, pero vino Vinny Castilla y le volvió a prender un lanzamiento a Maddux para mandarlo de cuadrangular. Era ya el tercer cuadrangular de la serie, y el cuarto imparable que le conectaba a Maddux en el día.

El pitcheo de los Rockies se desmoronó y los Bravos ganaron ese cuarto partido 10 carreras a 4, eliminando a Colorado.

Así murió la ilusión de los Bombarderos de la Calle Blake, pero Vinny Castilla se había quedado con un pedazo de la historia. Había sido el bateador de más demoledor de los Rockies en la serie. Pegó 7 hits en 15 turnos para un .467, pegó 1 doblete y 3 cuadrangulares, anotó 3 carreras y fue el líder remolcador de los Rockies con 6 anotaciones.

Es la actuación más dominante de la historia para un bateador mexicano en una serie de postemporada. Y no solo eso, sino Castilla había irrumpido de forma sorpresiva como un estelar en Grandes Ligas. Luego de cuatro temporadas discretas, primero con el propio Atlanta y luego con Colorado, Vinny explotó en 1995 con una temporada de 32 jonrones, 90 carreras producidas, 82 carreras anotadas, y bateando para .309. Iniciaba así una carrera leyenda en la historia de los beisbolistas mexicanos en Grandes Ligas.

Mexicanos en Grandes Ligas

Así le fue a Chipper Jones contra los lanzadores mexicanos

Published

on

Chipper Jones contra los mexicanos

El miércoles pasado se anunció a Chipper Jones como nuevo miembro del Salón de la Fama del Beisbol en Cooperstown tras una carrera de 19 temporadas en Grandes Ligas, siempre con los Bravos de Atlanta.

Chipper jugó desde 1993 hasta 2012, tiempo suficiente para enfrentarse a una importante cantidad de lanzadores mexicanos.

Pero, ¿cómo le fue frente a los serpentineros nacionales? De entre los pitchers que más lo enfrentaron destaca Elmer Dessens, a quien Chipper solo pudo conectarle 6 hits en 28 turnos para un .214 de bateo. En contraste a Armando Reynoso le bateó .583, con 14 hits en 24 turnos, 5 de ellos extrabases.



Aquí la tabla completa:

Name PA AB H 2B 3B HR RBI BB SO BA OBP SLG OPS SH SF IBB HBP GDP
Ismael Valdez 48 44 11 1 0 1 5 3 7 0.250 0.292 0.341 0.633 0 1 1 0 1
Oliver Perez 40 32 11 2 0 1 3 8 6 0.344 0.475 0.500 0.975 0 0 2 0 0
Esteban Loaiza 36 33 10 2 0 1 5 3 4 0.303 0.361 0.455 0.816 0 0 0 0 2
Elmer Dessens 30 28 6 2 0 1 6 1 5 0.214 0.233 0.393 0.626 0 1 0 0 3
Armando Reynoso 27 24 14 2 1 2 7 3 0 0.583 0.630 1.000 1.630 0 0 0 0 0
Francisco Cordova 21 14 5 1 0 0 2 7 4 0.357 0.571 0.429 1.000 0 0 1 0 1
Yovani Gallardo 18 13 4 0 0 1 2 4 3 0.308 0.444 0.538 0.983 0 1 0 0 1
Juan Acevedo 16 13 6 2 0 1 3 3 0 0.462 0.563 0.846 1.409 0 0 0 0 0
Fernando Valenzuela 14 12 4 1 0 1 3 2 3 0.333 0.429 0.667 1.095 0 0 0 0 0
Luis Ayala 13 11 6 0 0 0 3 2 1 0.545 0.615 0.545 1.161 0 0 2 0 1
Rodrigo Lopez 13 12 2 2 0 0 1 1 2 0.167 0.231 0.333 0.564 0 0 0 0 0
Marco Estrada 12 10 2 1 0 0 1 2 0 0.200 0.333 0.300 0.633 0 0 0 0 0
Dennys Reyes 11 10 2 1 0 0 0 1 0 0.200 0.273 0.300 0.573 0 0 0 0 0
Jaime Garcia 9 8 2 0 0 0 1 1 1 0.250 0.333 0.250 0.583 0 0 0 0 0
Antonio Osuna 9 8 1 0 0 0 1 1 3 0.125 0.222 0.125 0.347 0 0 0 0 0
Jose Silva 8 7 2 0 0 1 2 1 2 0.286 0.375 0.714 1.089 0 0 0 0 0
Sergio Mitre 7 7 4 1 0 0 2 0 1 0.571 0.571 0.714 1.286 0 0 0 0 1
Edgar Gonzalez 5 5 1 0 0 0 2 0 1 0.200 0.200 0.200 0.400 0 0 0 0 0
Rigo Beltran 4 3 1 0 0 0 0 1 1 0.333 0.500 0.333 0.833 0 0 0 0 0
Jorge De La Rosa 4 4 1 0 0 0 0 0 0 0.250 0.250 0.250 0.500 0 0 0 0 1
Ricardo Rincon 4 4 0 0 0 0 0 0 0 0.000 0.000 0.000 0.000 0 0 0 0 0
Vicente Palacios 3 3 1 0 0 0 0 0 2 0.333 0.333 0.333 0.667 0 0 0 0 0
Oscar Villarreal 2 2 0 0 0 0 0 0 0 0.000 0.000 0.000 0.000 0 0 0 0 0
Alfredo Aceves 1 1 1 0 0 0 0 0 0 1.000 1.000 1.000 2.000 0 0 0 0 0
Victor Alvarez 1 1 0 0 0 0 0 0 0 0.000 0.000 0.000 0.000 0 0 0 0 0
Jesse Chavez 1 1 0 0 0 0 0 0 0 0.000 0.000 0.000 0.000 0 0 0 0 1
David Cortes 1 1 0 0 0 0 0 0 1 0.000 0.000 0.000 0.000 0 0 0 0 0
Roberto Ramirez 1 1 1 0 0 0 1 0 0 1.000 1.000 1.000 2.000 0 0 0 0 0
Cesar Ramos 1 1 0 0 0 0 0 0 0 0.000 0.000 0.000 0.000 0 0 0 0 0
Sergio Romo 1 1 0 0 0 0 0 0 0 0.000 0.000 0.000 0.000 0 0 0 0 0
Fernando Salas 1 1 0 0 0 0 0 0 1 0.000 0.000 0.000 0.000 0 0 0 0 0
Totales 362 315 98 18 1 10 50 44 48 0.311 0.392 0.409 0.801 0 3 6 0 12
Continue Reading

Mexicanos en Grandes Ligas

Gusta Esteban Quiroz a dirigentes de Medias Rojas en primera semana en el equipo

Published

on

Esteban Quiroz con los Medias Rojas de Boston

Esteban Quiroz aprobó su primer exámen como jugador de los Medias Rojas de Boston. El Pony gustó a los instructores y directivos que lo han visto en el Programa de Desarrollo de Novatos de los Medias Rojas que se realiza desde el lunes pasado y que durará toda la semana.

“Obviamente, apenas estamos conociéndolo en este programa, pero ha estado grandioso”, le dijo al portal Mass Live, Ben Crockett, vice presidente de desarrollo de jugadores de los Medias Rojas. “(Esteban) es alguien de quien nuestros scouts han hablado muy bien. Un muchacho que ha estado rindiendo año tras año en la Liga Mexicana”.

Ha sorprendido que, pese a que Esteban apenas mide 1.70 de estatura, ha mostrado poder.

“Es alguien que puede usar todo el campo (para batear)”, agregó Crockett. “Tiene buen poder en su bat, que es algo que hemos visto en la jaula. Tiene algo de poder para un muchacho tan pequeño. Y es alguien que ya es un bateador avanzado. Controla muy bien la zona de strike”.

Esteban Quiroz con los Medias Rojas de Boston

Esteban Quiroz con los Medias Rojas de Boston

Los buenos comentarios de la dirigencia de Boston llegan justo después de que Quiroz fuera confirmado como uno de los 16 jugadores que los Red Sox invitarán fuera de roster al campamento de pretemporada del equipo grande.

Ha trascendido, además, que los instructores de los Medias Rojas ven en Esteban Quiroz a un segunda base capaz, y aunque podrían probarlo también en otras posiciones, hará la pretemporada enfocado en la segunda base, según reportó Christopher Smith de Mass Live.

Continue Reading

Mexicanos en Grandes Ligas

Negociazo de los Mets y una oportunidad de resurgir para Adrián González

Published

on

Adrián González

Los Mets de Nueva York anunciaron el pasado sábado un acuerdo con Adrián González para incorporarlo al equipo, condicionado a que el “Titán” apruebe los exámenes médicos. Pero, ¿qué significa este movimiento para Adrián?

A Adrián le falta cumplir el último año del contrato de siete temporadas y 154 millones de dólares, en el cual percibirá 21.5 millones de dólares garantizados en 2018. Ante las lesiones de Adrián y el surgimiento de Cody Bellinger en la primera base, los Dodgers de Los Angeles decidieron incluirlo en un cambio que también llevó a Scott Kazmir, Brandon McCarthy y Charlie Culberson a los Bravos de Atlanta, recibiendo a Matt Kemp. Era un movimiento con el que los Dodgers de Los Angeles se descargaban nómina de encima al pasarle los compromisos salariales de esos peloteros a los Bravos.

Para los Bravos, Adrián no entraba en planes y buscaron cambiarlo. Sin embargo, en agosto pasado entró en vigor una cláusula en el contrato de Adrián en la que el jugador puede vetar cualquier cambio, y en su negociación con Atlanta pactó que solo anularía esa cláusula si los Bravos lo dejaban en libertad, según reportó David O’Brien del diario Atlanta Journal Constitution. Y así lo hizo Atlanta, que lo dio de baja. Adrián González se convirtió entonces en agente libre con la posibilidad de enrolarse con cualquier equipo que lo pidiera.





Esta maniobra de Adrián fue muy inteligente, pues al darlo de baja con un año de contrato garantizado por delante, Atlanta tendría que pagar la mayor parte de esos 21.5 millones de dólares del último año de contrato de Adrián, y el equipo que lo firmara en la agencia libre solo tendría que hacerse cargo del equivalente al salario mínimo, es decir, poco más de 500,000 dólares. En resumidas cuentas, en 2018 los Mets solo le pagarán 545,000 dolares, mientras que los Bravos le pagarán casi 21 millones de dólares.

De entrada parecería una maniobra económicamente torpe de los Bravos, pero en la práctica es todo lo contrario. La realidad es que los Bravos estaban dispuestos a tragarse ese salario de Adrián sin que el jugador entrara en planes, por que en el cambio con los Dodgers, los mismos Bravos se quitaban de encima el contrato de Matt Kemp, a quien le restan dos años de contrato, equivalentes a 43 millones de dólares. Así que para los Bravos fue preferible pagarle un solo año de 21 millones a Adrián que 43 millones a Kemp durante dos años.

Esto le abrió enormemente el mercado a Adrián. Salvo los Bravos, por las razones ya descritas, ningún otro equipo estaría dispuesto a correr el riesgo de recibir a Adrián, pagarle más 21 millones de dólares y que el jugador se resienta de la lesión en la espalda que lo marginó buena parte del 2017. Pero al reducirse dramáticamente el salario del “Titán”, quedando en 545,000 dolares, se redujo también el riesgo para los equipos.

Y eso sedujo a los Mets. Por el salario mínimo se están llevando a un bateador de experiencia, y defensivo de excelencia, que si bien vino a menos por las lesiones, bien vale la pena correr el riesgo. Si Adrián está sano de su espalda y puede jugar con regularidad, los Mets habrán hecho el negocio de su vida.





Y es que los Mets no tienen un primera base decidido para la temporada. El año pasado cambiaron a finales de julio a Tampa, a Lucas Duda, un inicialista que pegó 17 jonrones en 75 juegos con los Mets. En su lugar subieron de AAA a Dominic Smith, un interesante prospecto de 22 años que en apenas 49 juegos pegó 9 cuadrangulares.

De entrada habría una competencia entre Adrián González y Dominic Smith para quedarse con la primera base de los Mets para 2018, aunque la llegada del “Titán” le permitiría a los Mets mantener a Smith en AAA un año más terminando de desarrollarse, mientras Adrián muy probablemene solo juegue en Nueva York el 2018 y luego vuelva a buscar equipo.

Para Adrián ha sido un proceso largo, pero al final, parece que todos salen ganando. Los Dodgers y los Bravos se quitan sueldo de encima, mientras que los Mets han hecho una contratación de bajo riesgo y enorme potencial. Y finalmente, para Adrián ha significado encontrar un equipo donde pueda buscar mantenerse sano, contribuir y volver a ganarse un contrato de por lo menos dos años en algún otro lado.

Continue Reading

Mexicanos en Grandes Ligas

Las posibilidades de Esteban Quiroz de debutar en Grandes Ligas

Published

on

Esteban Quiroz y sus posibilidades de debutar con los Red Sox

Esteban Quiroz reportará a su primera encomienda como pelotero de los Boston Red Sox la próxima semana, cuando se incorpore al campamento Programa de Desarrollo de Novatos de Red Sox que se realizará en la universidad de Boston College y en el que además del mexicano, también participarán otros nueve peloteros prospectos del equipo.

Es interesante que para este campamento, los Red Sox han sido muy selectivos con los peloteros invitados, e incluyendo a Quiroz, solo asistirán cuatro jugadores de posición.

Un campamento clave para Quiroz antes de la pretemporada

Es un campamento que puede ser clave en las aspiraciones del “Pony” de debutar en Grandes Ligas en 2018. Y es que también ha sido invitado Chad de la Guerra, un infielder que jugó sus primeros años en Ligas Menores como segunda base, y que luego fue movido a la antesala. De la Guerra puede jugar segunda base, campocorto y tercera. De la Guerra y Quiroz podrían estarse peleando el mismo puesto para arrancar la temporada en Triple A. Eso convierte a De la Guerra en competencia directa para Quiroz, quien en México también se ha desempeñado principalmente como intermediarista, shortstop y tercera base, además de haber jugado también como jardinero izquiero y derecho en años anteriores.

“Los Red Sox adquirieron a Quiroz de Yucatán en la Liga Mexicana este invierno”, reportó el diario Boston Globe. “Lo identificaron como un pelotero que puede aportar profundidad en el infield, además de tener la habilidad para aportar turnos al bat difíciles y disciplinados como bateador zurdo. Quiroz ha tenido más bases por bolas que ponches en las dos últimas temporadas en México, poniendo una línea de .293/.428/.488 el verano pasado. Está bateando para .264/.388/.335 en la pelota invernal”.

Este campamento y la pretemporada, para la cual Quiroz está invitado, definirán si el “Pony” logra salir adelantado a De la Guerra para ganar ese puesto de utility que lo pueda impulsar al equipo grande. De entrada, Quiroz parece un jugador más experimentado que De la Guerra, quien no ha tomado un turno en nivel AAA. Esteban Quiroz, por el contrario, es un jugador fogueado en LMB y LMP, más hecho, y con menos cosas por desarrollar para llegar al máximo nivel de beisbol en Estados Unidos. Es un caso similar al de Héctor Velázquez, a quien Boston firmó por estar casi listo para jugar en el equipo grande.




El segundo jugador de posición con más posibilidades de debutar

El sitio Over The Monster, uno de los más importantes entre los portales que cubren el día a día de los Red Sox, ubica a Esteban Quiroz en su lista de 12 jugadores que podrían debutar este año en Grandes Ligas con Boston.

Over The Monster coloca a Quiroz como el quinto jugador con más posibilidades de debutar con el equipo grande, mientras que los tres primeros son lanzadores, y en el cuarto lugar está Michael Chavis que puede jugar tercera base, primera y que se ha colocado también como designado. Chavis es el principal prospecto como jugador de posición en la organización de Boston, y aunque su guante puede ser una debilidad en la antesala, es su bate lo que le daría posibilidades de subir al equipo grande a tomar algunos turnos. Chavis no ha jugado en Triple A, y entraría en una categoría distinta a la de Quiroz, quien aportaría solvencia y versatilidad defensiva, además de estar más listo que Chavis. Chavis recibiría turnos como parte de su desarrollo, mientras que Quiroz sería una verdadera apuesta como utility.

“Si este nombre no les suena familiar, no se sientan mal”, escribió Over The Monster sobre el Pony en su análisis. “Quiroz fue firmado de la Liga Mexicana a comienzos del invierno y nunca ha jugado en la organización de los Red Sox. Boston tiene una enorme cantidad de infielders en el equipo grande y en los niveles más altos de sucursales, pero ninguno es realmente un talento sobresaliente. Quiroz ha demostrado ser un bateador capaz en la Liga Mexicana y si se mantiene así en AAA, recibirá la oportunidad en algún punto para probarse en Grandes Ligas. Recuerden que los Red Sox ya han tenido éxito sumando jugadores de la Liga Mexicana, pues Héctor Velázquez parece haber sido una adición inteligente para la organización”.




 

¿Remplazo de Dustin Pedroia por lesión?

Cabe mencionar que la firma de Esteban Quiroz llegó como respuesta a que el titular en la segunda base de los Red Sox, Dustin Pedroia, se lesionó la rodilla izquierda en octubre pasado y estará fuera hasta mayo, lo que ha abierto la competencia en el equipo para sustituirlo.

El diario MassLive asegura que el principal candidato para remplazar a Pedroia es Marco Hernández, quien juega las mismas posiciones que Quiroz, pero que en mayo de 2017 tuvo una grave lesión que lo llevó a una operación, y no juega desde entonces. Sin embargo, Hernández ya jugó en el equipo grande y mostró buenos números a la ofensiva. Si Quiroz le gana a Chad de la Guerra el puesto para ser el principal prospecto para el infield en el campamento y la pretemporada, el Pony tendrá también que demostrar más que Hernández para poder suplir a Dustin Pedroia.

MassLive consideró a Esteban Quiroz en una lista de seis jugadores dentro de la organización que podrían suplir a Dustin Pedroia en su ausencia.




Continue Reading

Mexicanos en Grandes Ligas

Ramón Urias va a las sucursales de los Cardenales de San Luis en las Mayores

Published

on

Ramón Urías, durante un juego con los Diablos Rojos del México en 2017

Los Diablos Rojos informaron que el infielder sonorense Ramón Urías firmó un contrato para unirse al equipo de AA de los Cardenales de San Luis, organización de las Grandes Ligas de Beisbol.

La directiva escarlata permite que el nativo de Magdalena de Kino, Sonora, pueda alcanzar su sueño de llegar al mejor beisbol del mundo y conscientes del potencial que tiene Urías, le han dado luz verde, aunque eso dejará un hueco en la novena capitalina.

El joven pelotero sonorense es egresado de la cantera escarlata, ya que fue formado en las instalaciones de la Academia de Beisbol Alfredo Harp Helú, ubicada en Oaxaca.

Urías llamó la atención de la organización ligamayorista luego de disputar cinco campañas con los Diablos Rojos, y conseguir un sólido .323 de promedio de bateo, con 377 imparables, 71 dobletes, 11 triples y 35 cuadrangulares, además de empujar 196 carreras y anotar en 264 ocasiones. Un extra a los números ya citados, es su trabajo de calidad a la defensiva, desempeñándose tanto en la segunda base como en las paradas cortas.

En la Liga Mexicana del Pacífico, Ramón tuvo una gran temporada ofensiva bateando para .327 de porcentaje, siendo el quinto mejor bateador del circuito invernal mexicano. Urías se unirá al equipo Memphis Red Birds, actuales monarcas de la Liga de la Costa del Pacifico, equipo filial de los Cardinals en la categoría AA.

Continue Reading

Lo más caballón