in

Las 10 mejores actuaciones de bateadores mexicanos en la historia de Serie del Caribe

Adrián González en Serie del Caribe
Adrián González en Serie de Caribe

Desde 1971, cuando la Liga Mexicana del Pacífico comenzó a enviar a su campeón como representante de México a la Serie del Caribe, se ha construido una larga historia de actuaciones individuales brillantes.

Cuando revisamos la lista de las mejores actuaciones individuales para bateadores mexicanos, no es sorpresa, encontramos a varios de los mejores nombres en la historia de nuestro beisbol.

Aquí las 10 mejores actuaciones ofensivas para peloteros mexicano en la historia de la Serie del Caribe.

1.Édgar González – 2006

La Serie del Caribe de 2006, celebrada en Venezuela, representa una de las más brillantes actuaciones individuales para un pelotero mexicano en toda la historia del clásico caribeño.

Édgar González, hermano de Adrián, asistió con los campeones de la LMP, los Venados de Mazatlán. Ahí, Édgar bateó para .524 con 11 hits en 21 turnos.

Pero, además, pegó 3 jonrones y 1 doblete. Produjo 3 carreras y anotó otras 3. Su slugging fue de 1.000 y su OPS fue de 1.600, altísimos. De los más altos para un pelotero mexicano en el torneo.

2. Erubiel Durazo – 2001

Erubiel asistió a la Serie del Caribe de 2001 en Culiacán justo cuando estaba entrando al mejor momento de su carrera. Iba para su tercer año en Grandes Ligas con los Diamantes de Arizona.

Y en el clásico caribeño de 2001, también se coronó campeón de bateo. Pegó para .455 con 10 hits en 22 turnos y su bat fue explosivo.

Conectó 3 jonrones y 1 doblete. Empujó 6 carreras y anotó 3. Su slugging esa serie fue un monstruoso .909.

3. Adrián González – 2009

En 2009, Adrián González estaba en el mejor momento de su carrera como uno de los mejores bateadores en las Grandes Ligas con los Padres de San Diego. Había pegado 36 jonrones el año anterior, y ese 2009 pegaría 40.

Asistió a la Serie del Caribe de 2009 en Mexicali como un integrante de lujo de los Venados de Mazatlán. Su porcentaje de bateo no fue precisamente alto, pues bateó para .286.

Pero lo más sobresaliente es que pegó 3 jonrones, y los 3 fueron en el mismo juego contra República Dominicana y los 3 fueron a la banda contraria. Esos tres cuadrangulares le valieron terminar como líder de ese departamento y también lideró el certamen con 8 carreras producidas.

Adrián González, tres jonrones en el mismo partido en Serie del Caribe

4. Celerino Sánchez – 1971

La Serie del Caribe de 1971, celebrada en Puerto Rico, fue colosal para Celerino Sánchez que asistió con sus Naranjeros de Hermosillo. Era la primera vez que un equipo mexicano participaba en el torneo.

Ese año, Celerino lo celebró bateando para .407, con 11 hits en 27 turnos. Pero además, fue el campeón jonronero del certámen con 3, y también campeón remolcador con 9.

Además, pegó 1 doblete y anotó 7 carreras.

Celerino estaba en su mejor momento. Al año siguiente debutaría en Grandes Ligas con los Yankees de Nueva York.

5. Karim García – 1999

Karim tuvo un año espectacular en 1999. Aún era un joven pelotero con mucho que desarrollar en Grandes Ligas, un prospecto de altos vuelos, y ese año pegaría 14 jonrones con los Tigres de Detroit.

En la Serie del Caribe de ese año, que se celebró en San Juan, Puerto Rico, Karim asistió con los Águilas de Mexicali y bateó para .500 con 7 hits en 14 turnos.

No ganó el título de bateo, pero fue explosivo, pues pegó 2 jonrones y 2 dobletes. Empujó 6 carreras y anotó 3, con un slugging colosal de 1.071.

6. Héctor Espino – 1974

La mejor Serie del Caribe del Supermán de Chihuahua se dio en 1974 en Hermosillo, cuando asistió reforzando a los Yaquis de Obregón.

Ahí, Espino se coronó campeón de bateo sonando para .433, con 9 hits en 21 turnos. Pegó 2 dobletes y 1 jonrón, remolcó 6 carreras.

Aunque Espino fue un bateador prolífico en Series del Caribe, nunca más volvió a batear. 400.

7. Cornelio García – 1990

Cornelio fue una máquina de bateo en la Serie del Caribe de 1990 en Miami, representando a sus Naranjeros de Hermosillo.

Fue el campeón de bateo del torneo pegando para un descomunal .520. Pegó 13 imparables en 25 turnos, incluyendo 2 dobletes y 1 jonrón. Remolcó 5 carreras y anotó otras 7. Su slugging fue de .720.

8. Juan Navarrete – 1985

Navarrete asistió con Culiacán a la Serie del Caribe de 1985, que se realizó en Mazatlán, y tuvo el torneo de su vida. Se llevó el cetro de bateo con .533, producto de 8 hits en 15 turnos. No pegó extrabases. Produjo 2 carreras y anotó otras 2.

La gran demostración ofensiva no se tradujo en mucho carreraje para los Tomateros, pero el 1985 de Navarrete quedó para la historia.

9. Matías Carrillo – 1989

El Coyote estaba entrando a su máximo apogeo en 1989. Asistió a la Serie del Caribe de Mazatlán con los Águilas de Mexicali y se llevó el cetro de bateo conectando para .500.

Pegó 10 hits en 20 turnos, incluidos 2 dobles, 1 triple y 1 jonrón. Remolcó 3 carreras y anotó 4.

Fue la única Serie del Caribe en que Carrillo logró batear por encima de .300, y lo hizo de forma descomunal en ese 1989.

10. Alfonso “Houston” Jiménez – 1985

La primera Serie del Caribe a la que asistió el Houston Jiménez en 1985 en Mazatlán fue espectacular. Bateó para .409 y no fue campeón de bateo del certamen solo porque su compañero Juan Navarrete bateó .533 y se quedó con el cetro.

Ese año, el Houston pegó 9 imparables en 22 turnos, con 1 doblete. Empujó 3 carreras y anotó otras 3.

Charros de Jalisco en la Serie del Caribe

Las 4 claves de la derrota para los Charros en su debut en Serie del Caribe

Alonzo Harris

Los Charros y las duras cifras de la sequía ofensiva en la Serie del Caribe