in

¿Reducir o estabilizar franquicias?: Las lecciones rumbo a 2019 en la LMB

Unión Laguna

Lo que en un principio se había anunciado como una reducción de 16 a 12 franquicias en la Liga Mexicana de Beisbol terminó en que el 2019 se jugará con el mismo número de equipos. Sin embargo, habrá cuatro directivas total o parcialmente nuevas, y otra franquicia salvando la permanencia.

La reducción que no fue

El 7 de noviembre pasado, la Liga Mexicana de Beisbol informó de manera oficial que Unión Laguna, Rieleros de Aguascalientes, Bravos de León y Pericos de Puebla no jugarían en 2019. Tomarían un año de descanso. De un plumazo, la LMB reducía de 16 a 12 franquicias.

Pero 24 días después, tomó posesión Andrés Manuel López Obrador como nuevo presidente de México, y todo cambió.

El presidente intervino. Le pidió tanto al CEO de la liga, Javier Salinas, como a los propietarios de los clubes salientes que hicieran un esfuerzo por permanecer en el circuito.

Y así ocurrió. Diez días después de la toma de posesión de López Obrador, la LMB reculó. En un segundo anuncio informó que se anulaba la reducción y que el circuito se mantenía con los mismos 16 equipos. De otro plumazo, la liga volvía a como estaba.

Estabilización, no reducción

Y aunque la injerencia gubernamental no es del todo sana, la decisión parece correcta. Más que reducir, la Liga Mexicana de Beisbol tiene que apostarle a estabilizar sus 16 plazas actuales.

Dicha estabilidad se consigue depurando directivas. Buscando que lleguen a operar cada franquicia las directivas con más conocimiento, solvencia económica, y habilidad organizacional.

A las franquicias exitosas, o grandes, no necesariamente las hace grandes la ciudad en donde están, sino las directivas que están al frente de esos esfuerzos.

Las lecciones de Monclova, Tijuana y Yucatán

Ahí está el caso de Acereros de Monclova. Quizás no sea la ciudad más grande o más pujante del país, pero encontró a un dueño con poder económico y amor por el equipo. Gerardo Benavides se ha rodeado de un grupo de profesionales capaz, y ha potenciado las áreas de comunicación, mercadotecnia, mercancía, comercialización, y por supuesto, también ha potenciado lo deportivo.

Antes de la llegada de Benavides, Monclova no era una plaza inestable. No había rumores de problemas constantes o mudanzas, pero con la llegada de Benavides la plaza se afianzó. Hoy es una de las tres o cuatro organizaciones más sólidas de la liga. Un caso típico de una buena directiva que engrandece una plaza mediana.

Y lo mismo podríamos decir de Tijuana con la familia Uribe; o de Yucatán, con los hermanos Arellano. Tijuana incluso llegó a desaparecer como plaza de LMB, y los nuevos propietarios llegaron a marcar la pauta en cuanto a mercadotecnia y gestión en la liga. Con los Leones de Yucatán, la receta ha sido similar.

Si nos remontamos a la Liga Mexicana de Beisbol de hace 15 o 20 años, difícilmente encontraremos a Tijuana, Monclova y Yucatán como las plazas más innovadoras o mejor afianzadas en la liga.

Las tres enseñanzas de los últimos años en LMB

Y es que los ejemplos anteriores nos sirven para entender que los últimos años han dejado tres enseñanzas importantes a la liga.

1.Las buenas franquicias las hacen las buenas directivas, y no necesariamente las buenas ciudades.

2. Las plazas estables de hoy, no necesariamente son las plazas estables de mañana.

3. La multipropiedad no afianza plazas, sino que las debilita.

Por eso, no tiene sentido reducir plazas. De nada sirve quitar una plaza porque tiene problemas hoy, si en cinco años va a ser otra la franquicia que esté batallando. Lo mejor es buscar la manera de afianzar y depurar lo que hoy existe. Y en ese sentido, hay noticias que pueden ser alentadoras.

Dos multipropiedades que ya no son

El 2019 arrancará sin dos multipropiedades. Los hermanos Arellano vendieron su segundo equipo, el Unión Laguna, a una nueva directiva, encabezada por Luis Alberto Orozco para mantener el equipo en Torreón.

Y Gerardo Benavides vendió los Pericos de Puebla a un grupo de empresarios encabezado por José Miguel Bejos y Jaime Ysita. También, para dejar el equipo en la ciudad de Puebla.

Es decir, apagaron el fuego con un doble play. Por un lado, dos propietarios que operan muy bien sus plazas principales, como Benavides y Arellano, podrán concentrarse en su equipo prioritario. Y por el otro, se logró traer nuevos inversionistas para conservar dos organizaciones de tradición como Pericos y Algodoneros, en dos ciudades importantes de la geografía nacional como Puebla y Torreón.

Siguieron la receta en esas plazas: estabilizar, consolidar y reducir multipropiedad.

Saltillo también

La otra buena noticia llega desde Saltillo. Los Saraperos habían sido una organización decaída en los últimos años, y han cambiado de manos rumbo a 2019. Llegan Roberto Cabello, César Cantú y otros socios como propietarios, que han sumado a Roberto Magdaleno en el área deportiva. Y en este caso la franquicia también se queda en Saltillo.

Otra vez, depurar y consolidar Saltillo.

La duda de Aguascalientes

Los Rieleros de Aguascalientes también se quedan en la liga para 2019. No lo hace cambiando de directiva, sino que conserva a los mismos socios, con Tacho Álvarez como figura más visible.

Fuentes cercanas al equipo confirmaron a CUARTO BAT sobre el principal problema que hacía peligrar a Aguascalientes como plaza de LMB. No habían logrado asegurar el apoyo anual del gobierno del estado que reciben desde 2012, una suma que oscila entre 17 y 20 millones de pesos por temporada.

Pero López Obrador le pidió a los Rieleros seguir, y esa petición coincidió con que se destrabara el apoyo económico desde el gobierno estatal.

Por lo pronto, Aguascalientes sigue, aunque claramente dependiendo de una aportación económica del gobierno.

¿Y León qué tipo de multipropiedad será?

Los Bravos de León, otro equipo que se había anunciado fuera de la liga para 2019, se presentan con una directiva parcialmente nueva. El grupo Multimedios, propietario y operador de Sultanes de Monterrey, adquirió una parte de las acciones de los Bravos y los operará para 2019.

Multimedios ha probado con Sultanes ser una empresa más que capaz para operar y proyectar mediáticamente a una franquicia de beisbol. No hay duda de que pueda hacer algo similar en León.

La duda, en el caso de los Bravos, estriba en que se ha sumado una multipropiedad más. León y Monterrey compartirán propietario. Es fundamental que León no se convierta en el equipo B que surta de jugadores a Monterrey o que le sirva solo para foguear prospectos. Tiene que ser una organiación con vida e importancia propias.

Si Multimedios logra mantener esa separación entre sus dos equipos, estará sumando a la estabilidad de la liga. Si, por el contrario, funciona como lo han hecho las multipropiedades anteriores, no tardará en generarse un ambiente adverso en León que amenace la continuidad de la plaza.

El saldo no es perfecto, pero sí positivo

Por lo pronto, el saldo no es perfecto, pero sí es positivo. Se conservan todas las franquicias en sus plazas, casi todas con directivas total o parcialmente nuevas. Y hay dos multipropiedades que dejaron de serlo.

Para 2019 se han puesto cimientos sólidos en el futuro de la Liga Mexicana de Beisbol.

César González Gómez

Written by César González Gómez

Fundador y Director Editorial de CUARTO BAT. Investigador de los orígenes del beisbol en México.

Ray Dandridge

El tesoro de la Liga Mexicana de Beisbol que se encontró en una tienda de antigüedades

Jaime López, con Aurelio Rodríguez y Matías Carrillo

Mi padre me vio tirar piedras, y así iniciaron 21 años en el beisbol profesional